¿Cómo será el debate entre Scioli y Macri?

La dinámica estipula múltiples posibilidades de intercambio entre el candidato del Frente para la Victoria y Cambiemos. Será este domingo a las 21.
Miércoles 11 de noviembre de 2015
El segundo debate presidencial del año y el primero en la historia en el marco de un ballottage promete varios cruces entre los candidatos a presidente: Daniel Scioli (Frente para la Victoria) y Mauricio Macri (Cambiemos).

Así lo establece una estructura bien dinámica que contempla hasta dos réplicas por temática y por participante.

Estas reglas, junto con otras consideraciones, figuran en el manual elaborado por Argentina Debate, a cargo de la organización de la actividad, y fueron refrendadas por los asesores de Scioli y Macri.

El evento, que será moderado por los periodistas Marcelo Bonelli, Rodolfo Barili y Luis Novaresio, se realizará este domingo a las 21 en la Facultad de Derecho de Buenos Aires y será transmitido en directo por diversos medios de comunicación.

La actividad tendrá una duración total de una hora y 15 minutos.

Por la característica de “mano a mano”, a diferencia del debate para la primera vuelta que se desarrolló el 4 de octubre y que contó con la participación de cinco de los seis candidatos –Scioli evitó participar–, en esta ocasión se espera una mayor interacción entre los protagonistas.

Estructura

El debate estará dividido en cuatro temáticas: “Desarrollo económico y humano”, “Educación e infancia”, “Seguridad y derechos humanos” y “Calidad democrática”.

Cada una de estas secciones tendrá la siguiente dinámica: el candidato A, en este caso Scioli (así lo estableció el sorteo), iniciará la exposición de la primera sección del debate. Para ello tendrá como máximo dos minutos.

Luego, Macri dispondrá de un minuto para realizarle una pregunta. Y el expositor contará con el mismo tiempo para brindar la respuesta.

Acto seguido, el candidato de Cambiemos tendrá la chance de realizar una réplica y, finalmente, el postulante oficialista cerrará su participación en este segmento contestando el segundo cuestionamiento de Macri. Cada una de estas intervenciones no podrán superar el minuto de duración.

Una vez finalizados los cruces, todo este proceso se replicará a la inversa; es decir, con el líder del PRO exponiendo su propuesta.

Esta misma dinámica se replicará en los otros tres ejes temáticos definidos por la organización.

Además, para la etapa final, tanto Scioli como Macri tendrán la posibilidad de realizar un cierre libre. Para ello contarán con dos minutos de tiempo.

Según estipula el Manual de Estilo de los organizadores, los moderadores no podrán realizar intervenciones o comentarios más allá de hacer respetar las reglas del debate.

Durante el evento, los candidatos no podrán llevar consigo documentos, teléfonos, libros, diarios o revistas. Tampoco podrán mostrar láminas o gráficos. La organización colocará en cada uno de los atriles una lapicera con hojas en blanco en caso de ser necesario realizar anotaciones.

La transmisión televisiva tendrá dos pausas. En esas tandas estará prohibido la difusión de spots de campaña o propaganda oficial. Para garantizar que así suceda, ambos frentes se comprometieron a solicitar a la Cámara Nacional Electoral la suspensión de los avisos.