La moda del sexo químico atemoriza a los médicos

Jueves 12 de noviembre de 2015
Esta peligrosa práctica sexual tiene atemorizados a los médicos de Gran Bretaña y España, por un posible repunte en las tasas del VIH entre los jóvenes.

La madrugada de un viernes cualquiera, el organizador invita a varios chicos a su departamento a través de la app gay Grindr. ¿El plan? Hasta 72 horas de sexo y drogas sin parar, ni siquiera para comer o para dormir.

A la cita arriban 10 hombres dispuestos a todo: a tener relaciones múltiples y consumir drogas sintéticas “hasta que el cuerpo aguante”; una de ellas, mefedrona, la llaman “la reina de la fiesta” (y también la más adictiva).

El Chemsex (Chemical Sex o Sexo Químico), es una práctica sexual de alto riesgo que se ha propagado en Reino Unido y España.

El temor de las autoridades sanitarias es cada vez mayor pues temen un repunte del contagio del virus del sida; especialmente entre los jóvenes de la comunidad homosexual.

Aunque el movimiento inició en Estados Unidos, poco a poco se fue extendiendo a España y Gran Bretaña.

El Chemsex es una práctica sexual peligrosa, que supone una vía de alto riesgo para Infecciones de Transmisión Sexual, pues el consumo de drogas sintéticas hace que se pierda la percepción del peligro y por tanto se decida NO usar preservativo.¡