Para Hollande fue un "acto de guerra" del Estado Islámico

El presidente galo responsabilizó al grupo terrorista que actúa en Siria e Irak. Advirtió que será "implacable" ante la "barbarie" de los yihadistas, tanto dentro como fuera de Francia.
Sábado 14 de noviembre de 2015
A pesar de que hasta el momento no hubo reivindicación de los ataques, el presidente francés, François Hollande, acusó directamente al autoproclamado Estado Islámico de los atentados de anoche en París que, por ahora, han dejado 153 muertos y unos 200 heridos.

Hollande calificó los ataques como "un acto de guerra cometido por un ejército terrorista", el del Daesh, que es el término en árabe que detesta el ISIS. También ha advertido de que su país será "implacable" ante la "barbarie" de los yihadistas, tanto dentro como fuera de Francia.

El mandatario ha asegurado que este "acto de guerra" ha sido "preparado" desde el exterior y ha contado con "cómplices" en el interior. Hollande ha confirmado que "todos los dispositivos" de seguridad están reforzados "al máximo nivel". "Han ido contra lo que somos, pero estamos fuertes", insiste.

El Ejército francés patrullará las calles de París los próximos días para evitar nuevos atentados, según ha anunciado el mandatario galo. "Las fuerzas de seguridad y el Ejército, a los que agradezco su actuación ayer, están movilizadas al mayor nivel de sus posibilidades", ha dicho.

Como muestra de dolor, ha decretado un duelo nacional de tres días por los atentados de anoche. Ya el lunes, el presidente comparecerá ante el Parlamento para informar de las medidas que planea adoptar. Hablará ante las dos cámaras del Parlamento juntas en el Palacio de Versalles, una medida muy poco frecuente en la República francesa.