Tras el debate, Scioli y Macri redoblaron sus críticas

Se mostraron ganadores, el día después. Falta cada vez menos para que uno se convierta en el nuevo presidente de los argentinos. Críticas en las últimas horas de campaña.
Lunes 16 de noviembre de 2015
Los candidatos presidenciales Daniel Scioli (Frente para la Victoria) y Mauricio Macri (Cambiemos) se mostraron hoy ganadores a pocas horas del debate que protagonizaron de cara al ballottage y redoblaron sus críticas de cara a la compulsa del próximo domingo.

A una semana para la segunda vuelta, Scioli consideró que el debate de anoche fue "clarificador con la cuestión de fondo" respecto a que Macri quiere "el ajuste, la devaluación y la quita de subsidios", y aseguró que "mucha gente va a repensar su voto".

En tanto, Macri advirtió que su adversario "no tiene capacidad de darle gobernabilidad a la Argentina", al remarcar que integra un gobierno al que "ya nadie le cree más, porque son muchos años de mentir".

Tras señalar que el intercambio de propuestas en la Facultad de Derecho fue "clarificador" respecto de las "intenciones de Macri de hacer una devaluación brusca y los efectos negativos que eso provoca", Scioli dijo "no tener dudas" de que el postulante de Cambiemos quiere "tapar" y "disfrazar" el "ajuste, la devaluación y la quita de subsidios".

En ese sentido, afirmó que siente "satisfacción" por "haber logrado instalar una conciencia del ajuste y la devaluación", y se esperanzó con que "mucha gente repiense su voto".

Por eso dijo inclinarse por "un Estado presente" para no "volver a la Argentina del ajuste, que priorice pagar afuera en lugar de invertir adentro".

En relación a la dinámica del debate, lo calificó de "intenso, con distintos tonos" y, tras admitir que faltó tiempo para profundizar sobre algunas cuestiones, destacó que "lo sustancial se fue desarrollando".

Por su parte, Macri sostuvo que su adversario aplica en la campaña un "planteo cínico, tramposo, conservador y autoritario", y calificó de "muy disparatada" la acusación de Scioli respecto a un ajuste económico y una devaluación en caso de que llegue a la Casa Rosada.

"Ellos no tienen capacidad de darle gobernabilidad a la Argentina. Ya nadie les cree más, son muchos años de mentir y, además, este gobierno nos enfrentó", puntualizó.

Por eso cuestionó que Scioli lo "describa" como "ajustador", al remarcar: "He dicho desde el primer día que hay que lograr expandir la economía. Vamos a cuidar el trabajo que tenemos y sentarnos con cada sector para ver de hacer un plan estratégico de crecimiento", completó.

"Los que tienen miedo son ellos, ahora sí están asustados, porque abusaron tanto del poder", concluyó.