Operativo antiterrorista dejó dos muertos y siete detenidos

La policía aún busca a Abdelhamid Abaaoud, principal sospechoso y cerebro del atentado. En el operativo detuvieron a siete personas y hay varios agentes heridos.
Miércoles 18 de noviembre de 2015

Dos personas murieron, entre ellas una mujer que se hizo estallar, en un apartamento en un suburbio de París y otra permanece atrincherada, durante un asalto este miércoles de la policía que busca al belga Abdelhamid Abaaoud, presunto cerebro de los atentados yihadistas del viernes.

Al menos tres policías resultaron heridos durante la operación antiterrorista en Saint-Denis, al norte de la capital, donde se han desplegado militares, según fuentes de seguridad. Tres hombres fueron detenidos.

A las 4.30 de la madrugada, los agentes lanzaron un asalto en el centro de Saint-Denis, en el marco de la investigación sobre los atentados reivindicados por el grupo Estado Islámico (EI). Cuatro horas después, seguía en curso.

El barrio está acordonado y los vecinos escucharon tiroteos durante casi una hora.

Alexia, que estaba asomada a su ventana, escuchó "disparos a partir de las 4.25, explosiones como de granada y ráfagas intermitentes", explicó.

"Las fuerzas del orden están muy tensas, están alerta, un helicóptero sobrevuela la ciudad", dijo el alcalde de la localidad, Didier Paillard.

Las autoridades pidieron a la población que evite salir de casa. Las escuelas permanecerán cerradas, al igual que los accesos al metro. Tampoco circulan autobuses ni tranvías.

Según una fuente policial, el blanco es Abdelhamid Abaaoud, un yihadista belga de 28 años miembro del EI. Conocido también como Abu Omar Susi o Abu Omar alBaljiki, se le busca desde enero como sospechoso de haber proyectado también atentados en Bélgica.

Salah Abdeslam, de 26 años, sospechoso de ser uno de los atacantes que ametrallaron el viernes varias terrazas de cafés y restaurantes parisinos junto con su hermano Brahim, que se hizo estallar, también está siendo buscado, sobre todo en Bélgica, donde según las autoridades se organizaron los ataques.

Basándose en un video, los investigadores creen que en el Seat León negro, uno de los coches utilizado para los ataques, había una persona más de las que se pensaba hasta ahora.

Este sospechoso podría estar huido, al menos que se trate de uno de los dos presuntos cómplices del atentado arrestados el sábado en Bruselas e inculpados por la justicia belga por "atentado terrorista".

Estos dos, Mohammed Amri, de 27 años, y Hamza Attou, de 20, habrían ayudado a Salah Abdeslam a huir de París tras los ataques.

De modo que serían nueve los hombres que participaron en los atentados del viernes: tres kamikazes en las afueras del Estadio de Francia en Saint-Denis, tres en la sala de conciertos El Bataclan y tres que dispararon de forma indiscriminada contra bares y restaurantes de París.

Al menos tres de ellos, Omar Ismail Mostefai, Samy Amimour y Bilal Hadfi estuvieron en Siria.

La policía busca también información sobre uno de los kamikazes del Estadio de Francia, cuya foto fue difundida el martes por la noche. Este hombre pasó por Grecia y se halló cerca de su cadáver un pasaporte sirio, cuya identidad corresponde a la de un soldado de Bashar al Asad muerto hace unos meses.