Abaten al cerebro de atentados de París en Saint Denis

Abdelhamid Abaaoud murió en la redada de la policía francesa. El diario estadounidense The Washington Post confirma la información y cita a dos fuentes de inteligencia francesa.
Miércoles 18 de noviembre de 2015
Abdelhamid Abaaoud es uno de los terroristas que murieron hoy en la redada de la policía francesa. El diario estadounidense The Washington Post confirma la información y cita a dos fuentes de inteligencia francesa. La cadena francesa de radio RTL también difundió la muerte del terrorista, cabecilla de los atentados de París, y le adjudica la verificación de los datos a Claude Moniquet, ex miembro del DGSE (Dirección General de Seguridad Exterior de Francia).

Segúnel diario estadounidense, la confirmación fue hecha después de que expertos forenses analizaran la escena – restos de ventanas y concreto tras las explosiones - presumiblemente en busca de ADN y otras pruebas. Los funcionarios de inteligencia hablaron a condición de guardar el anonimato antes de los anuncios de las autoridades.

Además de Abaaoud, en el operativo murió una mujer kamikaze y otras siete personas fueron detenidas. El operativo se desarrollo en Saint Denis, un suburbio de París.

El belga marroquí Abdelhamid Abaaoud, de 28 años, fue señalado por las autoridades como el cerebro detrás de los atentados terroristas en París, en los cuales 132 personas perdieron la vida en siete diferentes puntos de la capital de Francia. El yihadista residió en la comuna bruselense de Molenbeek hasta enero. Desde entonces se encontraba desaparecido.

Este extremista, que se hacía llamar Abu Omar Susi (en alusión a la región marroquí de donde es originaria su familia) o Abu Omar al Baljiki (el belga), se había convertido en un miembro muy activo del Estado Islámico en Siria.

Apareció en las primeras planas de los diarios belgas a principios de 2014, luego de haber llevado a Siria a su hermano Younes, de 13 años. En febrero, alardeaba de haber entrado y salido de Europa para preparar atentados en Bélgica, frustrados por la policía.