Matías Bagnato exige que no liberen al asesino de su familia

El único sobreviviente de la Masacre de Flores pide que Fructuoso Álvarez González no sea beneficiado con salidas transitorias. “Después de 16 años, lo primero que hizo fue amenazarme de muerte”, afirmó.
Viernes 20 de noviembre de 2015
Fructuoso Álvarez González asesinó a toda la familia de Matías Bagnato, incendiando la casa mientras dormían, el 17 de febrero de 1994, en lo que se llamó Masacre de Flores. Era su venganza por una deuda. En el incendio, murieron los padres de Matías, sus dos hermanitos menores y un amiguito que ocasionalmente dormía allí.

El asesino no sólo no se arrepiente de haber quemado vivas a cinco personas, entre ellas tres niños, sino que en cada oportunidad que tuvo amenazó al único sobreviviente de su crimen. Ahora, pide salidas transitorias.

Matías Bagnato, único sobreviviente a la masacre de toda su familia, habló con Argentina Despierta y pide que el asesino no sea beneficiado con salidas transitorias.

Fructuoso Álvarez González fue condenado a perpetua por el múltiple homicidio. En 2004 le permitieron completar su condena en España.

“Estoy hablando de un tipo que fue capaz de prender fuego una cosa con chicos durmiendo adentro. Después de 16 años, lo primero que hizo fue buscarme y amenazarme de muerte. No tenemos opción. Uno ve los informes del penal y afirman que no se arrepiente de nada. Y el problema más grande, jurídicamente hablando, en la ejecución penal las víctimas no son parte, por lo que no tengo protección alguna”, dijo Matías.