Cristina: "No me voy a ir, siempre voy a estar"

En su primer discurso tras el ballottage presidencial, la Presidenta insinuó que continuará en la actividad política tras dejar el poder. Y resaltó que la diferencia entre Macri y Scioli fue "muy escasa".
Miércoles 25 de noviembre de 2015

La presidenta saliente, Cristina Kirchner, reapareció esta tarde en un acto en el partido bonaerense de Morón, tras la derrota del Frente para la Victoria en el balotaje presidencial, y al iniciar su discurso insinuó que continuará en la actividad política tras dejar el poder.

"No me voy a ir. Quédense tranquilos. Siempre voy a estar con ustedes", aseveró la primera mandataria, durante la inauguración de obras en el hospital Posadas.Aseguró que el Frente para la Victoria "velará" porque se respeten los derechos de los 42 millones de argentinos, y dejó en claro que su deseo es que "al país le vaya bien".

"Queremos que al país le vaya bien. No somos del ejército del tanto peor, tanto mejor", sostuvo la mandataria en un mensaje que pronunció en el Hospital Posadas.

Dijo además a los argentinos que se queden "tranquilos" que jamás se le ocurriría a su espacio político hacer algo que "dañara la convivencia de los argentinos".

La Presidenta aseguró por otra partes que en el balotaje del último domingo la diferencia de votos entre el Frente para la Victoria y Cambiemos fue muy "escasa" y se preguntó cuál habría sido la reacción de la oposición, si los resultados "hubieran sido al revés".

"Hubo balotaje y la diferencia entre ambas fuerzas fue muy escasa, muy chiquita. Y me pregunto aquí: ¿si hubiera sido al revés que estaría pasando hoy en Argentina? ¿Hubieran reaccionado como lo hicimos nosotros, con grandeza, comprensión y vivencia democrática que debemos tener como argentinos?", se preguntó.

Además, la mandataria destacó la reparación de los legajos de 11 trabajadores desaparecidos del Hospital Posadas durante la dictadura militar que "no abandonaron su trabajo sino que se los llevaron para luego desaparecerlos definitivamente".

Al hablar en la inauguración de obras en el Hospital Posadas de Morón, la Presidenta entregó a las autoridades del centro asistencial los 11 legajos de los trabajadores que decían "cesantes por abandono de tareas".