Barack Obama llamó a Macri para darle su felicitación

"Puso énfasis en la larga sociedad entre EE.UU. y Argentina, y le comunicó su compromiso para mejorar los lazos comerciales y ampliar las oportunidades en el sector de energía", indicó la Casa Blanca.
Miércoles 25 de noviembre de 2015
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se comunicó hoy telefónicamente con el electo jefe de Estado argentino, Mauricio Macri, para felicitarlo por el triunfo electoral del domingo y ambos coincidieron en la importancia de "profundizar las relaciones" entre ambos países.

Así lo señalaron a NA fuentes cercanas al Presidente electo, las que precisaron que la conversación se produjo a las 18:00 y en inglés, sin traductores.

"Obama lo felicitó por el triunfo y hablaron de incrementar y profundizar las relaciones bilaterales", indicaron las fuentes consultadas.

La comunicación se produjo luego de que integrantes del Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes de Estados Unidos le enviaran una carta a Obama para pedirle que "priorice las relaciones con la Argentina", ahora que Macri estará al frente del Poder Ejecutivo.

Luego de que el secretario de Estado, John Kerry, felicitara al líder de Cambiemos por su triunfo electoral, el presidente del Comité de Relaciones Exteriores, el republicano Ed Royce, y el demócrata Eliot Engel le enviaron una misiva a Obama el pasado lunes, que fue difundida por el organismo a través de su cuenta de Twitter.

"Le escribimos para priorizar las relaciones de Estados Unidos y Argentina en el próximo año. Los Estados Unidos y la Argentina deberían ser socios naturales. Ambos tenemos poblaciones muy educadas, economías diversificadas y vastos recursos naturales", resaltaron en el mensaje.

Evaluaron además que "una renovada alianza sería un win-win (un triunfo) para los dos países", por lo que le solicitaron "considerar las siguientes acciones con el objetivo de revitalizar la relación bilateral en los próximos meses".

Entre las medidas que pidieron Royce y Engel, se encuentra "incrementar la diplomacia pública", ya que "las encuestas de opinión pública en la Argentina han arrojado consistentemente altos niveles de anti Estados Unidos y una oposición a las políticas de Estados Unidos en el mundo".

Al respecto, alentaron "una nueva estrategia de diplomacia pública para la Argentina y coordinar una serie de visitas de delegaciones de alto nivel del poder ejecutivo y legislativo junto a intercambios culturales diplomáticos".

Otra sugerencia fue "iniciar un diálogo económico de alto nivel", que incluya "una misión comercial patrocinada por el gobierno" y recomendaron "proveer asistencia técnica en cuestiones de economía y comercio", al referirse a las mediciones del Indec.

A la vez, solicitaron "apoyar la resolución de reclamos de arbitraje y el conflicto con los holdouts".

"Alcanzar un acuerdo con los tenedores de bono privados ´holdouts´ podrían ayudar a a la Argentina a ganar acceso a los mercados de capitales internacionales, ayudando a la economía argentina", destacaron.

De esta forma, Estados Unidos tendió un puente hacia el mandatario entrante argentino, luego de que la relación entre ambos países atravesara numerosos vaivenes y tensiones durante los gobiernos kirchneristas, en especial entre Cristina Kirchner y Obama.

Por su parte, Macri ya adelantó públicamente que iniciará cambios en la política exterior, entre ellos lograr un acercamiento y una mejora en la relación con Washington.

El último gran contrapunto bilateral fue a mediados de año, cuando el canciller Héctor Timerman enviara una misiva a Kerry, en la que cuestionaba la designación de Robert Raben, un lobbista de los fondos buitre, en una ONG que apoya un programa de Gobierno de Obama, y aseguró que fue "el creador de la campaña falsa del pacto espurio entre Argentina e Irán".