"Estoy molesta y muy dolida", destaca Olga, viuda de Sandro

En conferencia de prensa, la mujer del “Gitano” recordó con dolor el momento en el cual realizaron la extracción a los restos del querido cantante.
Miércoles 2 de diciembre de 2015


La viuda de Sandro, Olga Garaventa, aseguró hoy que siempre creyó en la palabra de su esposo cuando le dijo que no tenía hijos y dijo que se sintió "maltratada" por la mujer que reclamó para que la reconozcan como hija extramatrimonial del popular cantante.

Así se expresó luego de que se conociera este miércoles que la Justicia corroboró que los resultados de ADN por la supuesta paternidad de Sandro dieron negativos.

De esta manera, quedó confirmado que Sandra Borda no era hija de Sandro, como sostuvo la mujer en un reclamo de filiación que inició en 2006.

"Mi esposo siempre habló con los papeles en la mano y yo tenía que hacer lo mismo", dijo la viuda de Sandro.

También expresó: "Tengo mucho dolor. No me merezco como persona tanta agresión, sobre todo a la memoria de mi esposo".

"No estoy molesta porque haya buscado su identidad. Solo Dios, Roberto y yo sabemos lo que he sufrido", indicó.

Con respecto a la supuesta paternidad de su marido, Garaventa afirmó: "Siempre estuve tranquila y confié en la palabra de él que me dijo que nunca tuvo hijos".

"Él no tenía nada que ocultar. Fue manipulado, avasallado y hay que pedirle perdón", agregó.

Consideró que la forma en que la mujer encaró su reclamo "no era el camino".

"Si estoy buscando una identidad no puedo salir a agredir. Soy una persona de 60 años que sufrí mucho", agregó.

Asimismo, Carlos Frasquet, abogado de Garaventa, señaló que "na había dudas" de que el resultado del ADN iba a dar negativo.

"Lo primero que debería hacer esta mujer es dejar de mentirle a la gente. Debería recapacitar y pedirle perdón a la gente y en especial a Olga por haberla calumniado durante tantos años", dijo.

Hasta el momento, la viuda de Sandro es la única beneficiaria de la herencia del artista.

De haberse confirmado la filiación entre Borda y Sandro, la mujer se hubiera convertido en poseedora del 50 por ciento de la herencia del cantante.

El reclamo de filiación de Borda comenzó en 2006, cuando supuestamente su madre Martha le confesó antes de morir que ellaera hija de popular cantante.

En 2007, de manera extrajudicial, Sandro y Borda se sometieron a un examen de ADN cuyo resultado nunca se mostró.

Borda cuestionó que ese estudio nunca se lo entregaron y declaró que Garaventa le aseguró que el resultado había dado negativo.

El reclamo judicial de la mujer no se detuvo y en 2014 obtuvo la impugnación de la paternidad de Carlos Borda, quien la había criado como su hija natural pero tras un ADN se comprobó que no era el padre biológico.

Ese mismo año, Sandra Borda consiguió que la Justicia inhiba la sucesión del cantante hasta que se resuelva el tema de la filiación.