El mundo pide elecciones libres en Venezuela

Las legislativas en Venezuela despiertan dudas en todo el mundo. Muchos gobiernos y políticos han expresado su preocupación y piden un proceso limpio.
Sábado 5 de diciembre de 2015

Con llamamientos a que las elecciones legislativas de este domingo en Venezuela sean libres, transparentes y en calma, Gobiernos y políticos del continente americano y Europa expresaron su preocupación por una cita electoral que se considera crucial y está en el centro de la atención mundial.

Más de 19,4 millones de venezolanos están llamados a votar este domingo en unas elecciones para renovar los 167 escaños de la Asamblea Nacional (AN, Parlamento), donde por primera vez en 15 años puede cambiar el equilibrio de fuerzas en beneficio de la oposición. El Gobierno del presidente Nicolás Maduro ha llamado a sus seguidores a ganar "como sea" y ha asegurado que a la revolución nadie la va a parar.

Uno de los portavoces del Departamento de Estado estadounidense, Elizabeth Trudeau, señaló que "todos los venezolanos merecen tener una confianza plena en las importantes elecciones del 6 de diciembre y su resultado". Señaló que Washington "apoya unas elecciones libres y transparentes, para que la voluntad del pueblo venezolano esté reflejada en los resultados finales" y pidió al Consejo Nacional Electoral (CNE) de Venezuela que promueva una "participación plena" de los electores.

La mandataria brasileña, Dilma Rousseff, y el presidente electo de Argentina, Mauricio Macri, que se reunieron este viernes en Brasilia, acordaron "observar con atención" el desarrollo de las elecciones legislativas del domingo en Venezuela. En una rueda de prensa ofrecida en la propia sede del Gobierno brasileño, Macri bajó el tono de sus declaraciones con relación a Venezuela y evitó alusiones a su intención de pedir que Mercosur sancione a ese país por una supuesta falta de libertades y la situación de los presos políticos, a lo que Rousseff se ha opuesto.

Sin embargo, Macri declaró que su posición y la de Rousseff acerca de Venezuela no son tan lejanas. "No siento que tengamos posiciones tan encontradas", pues "ambos tenemos compromisos muy firmes con la democracia", declaró. También dijo que con Rousseff observarán "con atención lo que pase el domingo y los días posteriores" y analizarán el resultado del proceso electoral venezolano en una reunión que tendrán el próximo jueves en Buenos Aires, en el marco de su toma de posesión.

Por su parte, el Gobierno de Panamá dijo que considera "crucial para Venezuela y la estabilidad de la región" que los comicios legislativos se desarrollen "en estricto respeto a la democracia y las normas electorales". La vicepresidenta y canciller de Panamá, Isabel De Saint Malo de Alvarado, expresó además en una declaración que su Gobierno aspira que esos comicios "sean un punto de inflexión hacia una solución de la problemática que ha generado polarización" en Venezuela. "Esperamos se logre crear las condiciones para la realización de unas elecciones justas, democráticas y transparentes", dijo. También llamó "a las fuerzas políticas enfrentadas a aceptar" los resultados electorales, "en la convicción" de que esta elección "abrirá las posibilidades para reconciliar el país y unirlo".

El vicepresidente de Uruguay, Raúl Sendic, manifestó también su "confianza en que se respeten los resultados" electorales e hizo votos para que "el proceso de Venezuela hacia adelante se desarrolle con el diálogo y la paz que se necesita para que ese pueblo tan sufrido y con tantas dificultades pueda salir adelante". "Todos queremos que haya elecciones en paz, que se respeten los resultados", consideró Sendic.

El senador republicano y aspirante a la Presidencia de Estados Unidos Marco Rubio pidió que Venezuela celebre unas "elecciones libres y justas" y deseó que la oposición venezolana tenga éxito para que el país logre "un futuro mejor". "Venezuela está en crisis. Debido a los regímenes de Chávez y Maduro, Venezuela se ha deteriorado y ha pasado a ser un país próspero con una economía fallida, una sociedad rota y un estado policial represivo dirigido por narcotraficantes", aseveró el legislador por Florida en un comunicado.

Desde Europa, la vicepresidenta del Gobierno español, Soraya Sáenz de Santamaría, pidió que las elecciones del domingo en Venezuela sean "justas, inclusivas y transparentes" y en las que "todos los actores puedan pedir el voto con absoluta libertad".

Además, en Ginebra, dos relatores de las Naciones Unidas exhortaron al Gobierno de Venezuela a garantizar la seguridad de todos los ciudadanos durante las elecciones legislativas de este domingo e instaron a evitar cualquier obstáculo a la participación pública pacífica. "Restituir plenamente el espacio para la libertad de expresión, reunión y asociación, así como asegurar la rendición de cuentas de los responsables por los incidentes de violencia serán clave para aliviar las tensiones políticas en Venezuela, y para asegurar la gobernabilidad democrática del país", piden los relatores en un comunicado. Firman el texto los relatores especiales sobre la libertad de expresión, David Kaye, y sobre el derecho a la libertad de asociación, Maina Kiai.