El emotivo mensaje de Papá Noel a niño autista de 6 años

La cálida respuesta de Santa Claus al pequeño Landon emociona a los usuarios de Facebook
Viernes 11 de diciembre de 2015
¿Existe Papá Noel? Probablemente tengas clara tu respuesta desde hace muchos años. Sin embargo, puede que la historia que queremos contarte te haga cambiar de opinión. Todos hemos visto ancianos regordetes y de blanca barba en algún centro comercial, dejando que cientos de niños se sienten sobre sus rodillas para transmitirle sus deseos para la Navidad. ¿Y si alguno de ellos fuese el auténtico Papá Noel... aunque fuese tan sólo por unos segundos?

Hemos descubierto este precioso relato a través del blog Parenting. Su protagonista es Landon Johnson, un niño de 6 años residente en Grandville (Michigan). Hace cosa de una semana, Landon visitó un centro comercial en compañía de sus padres y sus primos. Sabía que Papá Noel estaría allí esa tarde y quería comunicarle personalmente los juguetes que había escogido como regalos navideños: una videoconsola, un dinosaurio de juguete y un coche teledirigido. Esperó pacientemente su turno, se acercó al mágico abuelo y recitó su lista, como cualquier otro crío.

Cumplida su misión, Landon volvió junto a su familia. Pero tras unos instantes, pareció pensárselo mejor y salió corriendo de nuevo hacia Papá Noel. No había olvidado pedirle nada, pero había algo más que quería compartir con él. «Soy autista», dijo el joven. «¿Y eso te preocupa?», respondió el anciano, tratando de comprender lo que estaba sucediendo. «Algunas veces. Hay veces que a alguna gente le cuesta entender que soy autista y piensa que soy malo; y me meto en problemas en la escuela», confesó Landon.

Naomi, la madre de Landon, ha explicado en un post en Facebook que su hijo estaba visiblemente alterado por compartir algo tan íntimo con Papá Noel. Agitaba las manos sin parar, presa a un tiempo de los nervios y la emoción. La reacción del abuelo asombró a todos los presentes. Tomó las manos del niño y las acarició suavemente para tranquilizarle. «No tienes que preocuparte. No debes preocuparte por ser quien eres. Es bueno ser tú mismo», explicó Santa Claus, calmando a Landon con sus bellas palabras.

La madre cuenta que el crío y el anciano permanecieron charlando durante al menos cinco minutos más, mientras ella observaba la escena sin lograr contener las lágrimas. «Landon se abrió a otra persona y fue aceptado tal como es. Simplemente fue él mismo, allí sentado con Papá Noel. Siempre le digo que le amo tal como es, pero es agradable que pueda escucharlo de otros. Hemos conocido mucha gente increíble en este viaje a través del autismo, pero este Santa Claus es el número 1 de la lista», ha contado Naomi en Facebook, en un mensaje que ha recibido más de 150.000 'Me gusta' y ha sido compartido más de 50.000 veces. Tras conocer su experiencia... ¿quién se atreve a decir que Papá Noel no existe?