La Corte dejó firmes las perpetuas del caso Galliano

El viudo José Arce y su madre, Elsa Timotea Aguilar, fueron condenados a prisión perpetua por el crimen de Rosana. Ahora, se encuentran bajo prisión domiciliaria.
Viernes 11 de diciembre de 2015
La Corte Suprema de Justicia dejó firme las condenas a prisión perpetua contra José Arce por el homicidio agravado de su esposa, Rosana Galliano, perpetrado en enero de 2008.

El máximo tribunal, con las firmas de los jueces Ricardo Lorenzetti, Elena Highton de Nolasco y Juan Carlos Maqueda, declaró "inadmisible" la última apelación presentada por el abogado Roberto Hermo.

La Corte también confirmó la perpetua contra la madre de Arce, Elsa Timotea Aguilar, considerada también instigadora del crimen de Galliano.


Ambos condenados, madre e hijo, de 89 y 67 años de edad, se encuentran en prisión domiciliaria con monitoreo electrónico.

Rosana Galliano fue asesinada el 16 de enero de 2008 por desconocidos que actuaron bajo la autoría intelectual de Arce, y con intervención de su madre, quien según la acusación pagó a los autores materiales del homicidio.

Arce y su madre fueron condenados a perpetura por "homicidio triplemente calificado por el vínculo y alevosía" cometido en una casaquinta del barrio El Remanso, en la localidad bonaerense de Exaltación de la Cruz.

Ambos acusados fueron condenados en primera instancia por el Tribunal en lo Criminal número uno del Departamento Judicial de Zárate-Campanam y la decisión fue confirmada sucesivamente por la Sala Primera de la Cámara de Casación bonaerense y por la Suprema Corte provincial.

"El recurso extraordinario cuya denegación motiva la presente queja es inadmisible", resumió la Corte Suprema al ratificar las condenas con fuerza de "cosa juzgada".