Caso de las joyas: Moria Casán quedó detenida en Paraguay

Su visita fue voluntaria. La vedette busca cerrar el caso en donde se la implicó hace tres años. Un joyero afirmó que le prestó un collar tasado en US$ 80.000 para una actuación y que nunca lo devolvió.
Lunes 14 de diciembre de 2015
La mediática actriz argentina Moria Casán fue detenida a las 6:00 de este lunes en el aeropuerto Silvio Pettirossi tras llegar a Asunción en un vuelo privado. Ahora será llevada a Investigación de Delitos donde la jueza Dina Marchuk decidirá su suerte.


Imágenes
Moria Casán, en una foto de archivo. / ABC ColorAMPLIAR
ETIQUETAS

MORIA CASÁNJOYAS
La información fue confirmada por Tomás Paredes, de la División de Robos y Hurtos, en conversación con radio 780 AM. Casán arribó a Paraguay con una “comitiva” compuesta por varios abogados, según la autoridad policial.

Casán está implicada en un caso de robo de una joya valuada en US$ 80.000 (unos G. 480 millones) ocurrido en el año 2012.

La visita de Casán es voluntaria y con ella busca cerrar el caso en donde se la implicó hace tres años, cuando el joyero de Luque Armando Benítez afirmó que le prestó un collar tasado en US$ 80.000 para una actuación de la vedette en el Centro de Convenciones de la Conmebol. Sin embargo, la joya nunca se devolvió. Casán estuvo presa y luego había llegado a un acuerdo con el joyero Benítez.

El 7 de agosto de 2012 las fiscalas Claudia Criscioni y María Estefanía González imputaron a Moria Casán por la figura de apropiación y tomaron como base el marco penal más drástico, que es el de 8 años de prisión. Para la fiscalía, la joya quedó en poder de uno de los tres, Casán, de su asistente, Aldo Alexis Sotto, y de Luciano Garbellano, por lo que impartieron una orden de captura internacional para los mismos.

La vedette argentina se presentó al Juzgado Federal Nº 3 de Morón, acompañada por sus abogados Matías Morla y Víctor Stinfale, donde afrontó un juicio de extradición iniciado por la justicia paraguaya, por el robo de las joyas reclamadas por Benítez. En el proceso la justicia argentina decidió que la actriz no sería extraditada al Paraguay.

Debido a que la orden de captura internacional seguía vigente todavía en el año 2014, en consecuencia y pese al rechazo de extradición de Casán por parte de la Corte argentina, la misma debía ser detenida tras pisar suelo paraguayo.