Vidal reunió a intendentes y prometió "ayuda" económica

La gobernadora bonaerense destacó que necesita que los líderes comunales “sean parte del equipo de gobierno”.
Jueves 17 de diciembre de 2015
La gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, prometió hoy "ayudar" a los intendentes cuyos municipios tienen problemas económicos "viendo caso por caso", y anticipó una asistencia "extraordinaria" por parte del Gobierno nacional.

En el marco de una conferencia de prensa luego de mantener una reunión en el Salón Dorado de Casa de Gobierno provincial con 131 de los 135 jefes comunales electos en octubre, Vidal señaló que "no se puede gobernar la provincia mirándola desde La Plata" y destacó que necesita "que los intendentes sean parte del equipo de gobierno".

Con relación a la situación económica que atraviesan varios municipios, puntualmente sobre la dificultad en el pago de sueldos y aguinaldos, Vidal expresó que la Provincia está "gestionando una ayuda extraordinaria" por parte del Gobierno nacional", y agregó: "Vamos a ayudar todo lo que podamos a los intendentes que tengan dificultades viendo caso por caso".

La gobernadora, que saludó uno por uno a cada intendente, y recibió invitaciones para realizar reuniones de gabinete en los municipios de Bahía Blanca y José C. Paz, entre otros, informó que a partir de mañana inicia una ronda con mandatarios comunales por sección electoral: mañana será el turno de los distritos del interior y el viernes de los representantes del conurbano.

"El mensaje es que entendimos lo que nos dijeron con el voto, que es no a la mezquindad, no al egoísmo, no a la cuestión pequeña partidaria sino hacer un equipo en toda la provincia", concluyó Vidal.

Presente en el encuentro, el intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde (FpV), calificó la reunión como "cordial, donde la gobernadora interpretó el rol de los intendentes en nuestro municipio".

"Tenemos que trabajar juntos, atender las urgencias de cada municipio", expresó el jefe comunal, al tiempo que felicitó a Vidal por la "gran convocatoria: nos vamos con un mensaje esperanzador para nuestras ciudades".

En tanto, el intendente de Vicente López, Jorge Macri (Cambiemos), consideró que "fue una reunión sumamente positiva" y pidió que "el origen político por el que cada uno fue electo no sea una barrera para el trabajo conjunto".

El intendente de Pinamar, Martín Yezza (Cambiemos), expresó que Vidal "dio los ejes estratégicos con los que se va a gobernar la provincia en estos 4 años: Hacer y estar, con un adicional, dijo que no va a perder el vínculo con la gente. Que no se sorprenda nadie si María Eugenia aparece en su casa".

"Los intendentes de Cambiemos tenemos la responsabilidad por demostrar que municipios que han sido mal gobernados pueden ponerse de pie y acompañar a la provincia en este desafío", agregó.

Además, Yezza, el intendente más joven de la provincia de Buenos Aires con 29 años, destacó que la gobernadora "fue muy generosa al hablar de hacer equipo con todos los intendentes y se que va a hacer así, se inaugura una nueva forma de hacer política en la provincia de Buenos Aires".

También consultado por esta agencia, el intendente de Guaminí, Néstor Alvarez (FpV), señaló que fue una "reunión auspiciosa", al destacar que "siempre el diálogo es importante", y sostuvo que Vidal les anunció que "tratará a todos por igual".

"Nos dijo que somos todos un mismo equipo, todos hemos sido elegidos para gobernar en los distintos niveles", añadió, y aseguró que además de "conocerse, sacarse una foto" y recibir un "mensaje conciliador y abarcativo" de la mandataria provincial, en la reunión se abordó el "marco general" del plan de obras hidráulicas que tiene proyectadas la gestión de Cambiemos.

De la reunión participaron 131 intendentes y los cuatro que no estuvieron fueron por problemas de "enfermad o de viaje", según dijo la propia Vidal, quien estuvo acompañada por el vicegobernador, Daniel Salvador, y sus ministros Federico Salvai (Gobierno) y Hernán Lacunza (Economía).