Nisman: Palmaghini desplazó a Fein

Por irregularidades en la instrucción de la investigación de la muerte de Alberto Nisman, la juez interviniente Fabiana Palmaghini decidió desplazar a Fein y hacerse cargo del caso en forma personal.
Jueves 17 de diciembre de 2015
La jueza Fabiana Palmaghini debe resolver si pasa el caso de la muerte de Alberto Nisman al fuero federal, pero antes decidió desplazar a la fiscal Viviana Fein y hacerse cargo personalmente del expediente que observa con irregularidades.

La jueza en lo penal Palmaghini asumió personalmente la investigación por la muerte del fiscal Nisman, desplazando a la fiscal Viviana Fein pero también ordenó la ampliación de la declaración del ex agente de inteligencia Jaime Stiuso.

Palmaghini se hizo cargo de la causa, que el viernes 18/12 cumplirá 11 meses de tramitación, ante una serie de planteos de las querellas que derivaron en que la fiscal Fein resolviera paralizar virtualmente la investigación.

La sorpresiva decisión de la jueza implica, en los hechos, que será ella la que dirigirá la investigación de ahora en más, pero Fein podrá igualmente presentar un dictamen en el que viene trabajando desde hace meses para expresar qué fue lo que le ocurrió a Nisman, según su apreciación.v

Fein afirmó en su dictamen que la denuncia de Nisman y el hecho de que debiera exponer sobre ella ante el Congreso "son datos que no pueden pasarse por alto", pero dijo: "No menos cierto resulta que en el marco de la presente actuación no se ha acreditado, ni siquiera por una prueba directa, irrefutable y con la certeza exigible, al menos hasta ahora, que el deceso del fiscal federal Nisman fue el resultado de un obrar homicida".

Fein se mantuvo así en la posición que sostuvo en los últimos tiempos, sólo que ahora la dejó por escrito en el expediente. Se quejó de que la acusaran de haberse enrolado en una hipótesis única (el suicidio) y dijo que, por el contrario, no descartaba todavía ninguna. "Ha sido la propia querella quien en todo momento y desde un principio ha direccionado el rumbo de esta pesquisa y enmarcó el hecho en un homicidio."

Fein se preguntó además por qué hacían este planteo "quedando pendientes medidas probatorias" y "justo en este momento y no antes".

Además, hizo su propio análisis de las pruebas que las querellas habían esgrimido para sostener que a Nisman lo mataron. Entre ellas, los golpes que tenía el cuerpo. Fein afirmó que los peritos dijeron que no podía estimarse de cuándo eran y que no hay fundamento para sostener que fueron del día de la muerte (que Fein dio por hecho que sucedió el 18 de enero).

La fiscal citó la conclusión final de la junta médica, que firmaron todos los peritos menos los de la querella. Esa junta rebatió el informe técnico que había presentado la familia de Nisman, donde daba por acreditado el asesinato. La junta dijo que nada de lo alegado probaba "con certeza pericial médico-legal" el homicidio.

En cuanto al supuesto movimiento del cuerpo, Fein dijo que para ella no ocurrió. Transcribió párrafos de las declaraciones de los primeros médicos que lo examinaron haciendo hincapié en que no habían sido asertivos, dijo que por la rigidez que tenía el cuerpo no habría sido posible moverlo sin dejar rastros y que la madre de Nisman estuvo siempre junto al baño. "¿Quién mayor garante, me pregunto, que la propia madre?", escribió.

También argumentó en contra de la versión de que se había limpiado el lugar del hecho, sostuvo que la falta de restos de pólvora en las manos de Nisman no era determinante y le restó importancia al hecho de que el fiscal hubiera pedido un arma cuando él tenía, en lo de su madre, una similar. "¿Qué podía hacer Nisman con un arma descargada?", se preguntó.