El Gobierno le cede a las obras sociales el manejo de fondos

"Desígnase Superintendente de la Superintendencia de Servicios de Salud, organismo descentralizado actuante en la órbita del Ministerio de Salud, al doctor Luis Alberto Scervino”, dice el boletín oficial.
Jueves 17 de diciembre de 2015

El Gobierno nacional designó hoy al médico Luis Alberto Scervino, hombre cercano a la CGT que conduce Antonio Caló, al frente de la Superintendencia de Servicios de Salud, que tiene a cargo el manejo de los fondos de las obras sociales.

"Desígnase Superintendente de la Superintendencia de Servicios de Salud, organismo descentralizado actuante en la órbita del Ministerio de Salud, al doctor Luis Alberto Scervino, con rango y jerarquía de Secretario", señala el Decreto 100/2015 del ministerio de Salud, publicado hoy en el Boletín Oficial.

Scervino se desempeñaba hasta ahora como director médico de la Obra Social de Obras y Servicios Sanitarios que conduce José Luis Lingeri, y era el vicepresidente del Instituto de Investigación Sanitaria de la Seguridad Social de la CGT Balcarce.

No es casual que el hombre designado en esa función sea muy cercano a Lingeri: el líder de los trabajadores de Obras Sanitarias es uno de los expertos de la CGT de Caló en la estructura de financiamiento de las organizaciones de salud de los gremios, y estuvo al frente de la Administración Nacional del Seguro de Salud (Anssal) en el gobierno de Carlos Menem.

El cargo que ocupará desde hoy Scervino es clave para la relación entre los gremios y el Gobierno, ya que tiene a su cargo el manejo de los millonarios fondos de las obras sociales, uno de los focos de conflicto que mantuvieron los sindicatos con el gobierno de Cristina Fernández.

En los próximos días, el organismo debería hacer frente a los reclamos de los gremios por el Fondo Solidario de Redistribución (FSR), donde va a parar el aporte obligatorio que se les retiene mensualmente a los trabajadores registrados de sus salarios, y que según cálculos de los sindicatos, oscilaría entre los 25 y los 30 mil millones de pesos.