Pericia psiquiátrica confirma adicción de Moria a las drogas

La defensa de la vedette, que se encuentra presa en el penal paraguayo El Buen Pastor, pedirá que le saquen la prisión preventiva por tenencia de estupefacientes
Viernes 18 de diciembre de 2015

Una pericia psiquiátrica determinó que la vedette Moria Casán es adicta a las drogas, mientras afronta una causa penal en Paraguay luego que se le encontrara en su poder 1,6 gramos de cocaína.

Así surge de un estudio que se le practicó a la vedette argentina presa en ese país, donde cumple prisión preventiva por orden del juez Rubén Riquelme a raíz del hallazgo de cocaína en poder de Casán cuando ingresaba al penal de mujeres del Buen Pastor, en Asunción.

Esta es una de las causas que Moria Casán afronta en Paraguay y es por tenencia de sustancias estupefacientes sin autorización, y la prueba psiquiátrica respecto a que tiene problemas de adicción a las drogas podría ser favorable a su situación.

Es que con ese resultado, los abogados de la vedette pedirán que se caiga la prisión preventiva en la causa de las drogas, puesto que en su descargo habían argumentado que la sustancia era para consumo personal.

Así la defensa podría insistir en que Casán es adicta y en función de ello tenía la sustancia en su poder, lo que podría evitar afrontar una causa penal donde la pena mínima por tenencia de drogas es de 5 años de pena privativa y la máxima de hasta 15 años.

El estudio se contrapone a lo arrojado por un examen de orina practicado en las últimas horas que arrojó negativo sobre la presencia de estupefacientes en su cuerpo.

Al dictar la prisión preventiva por el hallazgo de la cocaína, el juez Riquelme remarcó que "es imposible" tomar otra medida hasta que no se complete las pruebas de laboratorio que determinarán si Ana Casanova (el verdadero nombre de la artista) es adicta a la cocaína tal cual se declaró, lo que aliviaría su situación judicial.

Moria llegó a Paraguay el lunes pasado para aclarar su situación como imputada por el robo de unas joyas que le prestó un comerciante local para un evento en 2012 y tras declarar, la jueza Dina Marchuk le dictó la prisión preventiva y fue trasladada a la Cárcel del Buen Pastor, donde se encontró la cocaína entre sus pertenencias.