Misterioso crimen de una kinesióloga en Colegiales

La mujer de 53 años fue encontrada muerta y maniatada en el baño de su consultorio.
Lunes 21 de diciembre de 2015
Una kinesióloga de 53 años fue asesinada y hallada maniatada en el baño de su consultorio y se investiga si fue un intento de robo, en un hecho misterioso ocurrido en el barrio porteño de Colegiales.

Fuentes policiales informaron que la mujer que apareció muerta fue identificada como Mirta Avancini (53), quien atendía en un inmueble situado en las calle Céspedes al 3400, a metros de Alvarez Thomas, y residía en el quinto piso de un edificio en Palpa al 3500, casi esquina con la misma avenida, en Colegiales.

Los investigadores consideran hasta el momento que la hipótesis del robo seguido por el asesinato coincide con la escena del crimen, ya que todo el departamento estaba revuelto y en ese mismo momento delincuentes robaron a una familia.

Esa fue la última vez que se tuvieron noticias de Avancini, ya que después nunca más respondió las llamadas.

El sábado, alrededor de las 18:00, un hermano de la kinesióloga que no sabía nada de ella desde el jueves pasado fue a buscarla a su domicilio y al no obtener respuesta alertó al personal de la comisaría 37ª, precisaron las fuentes policiales consultadas.

Los efectivos arribaron en forma rápida al lugar e ingresaron con el hermano de la víctima al departamento 5to "D" y hallaron todo desordenado.

Además, los policías de la seccional habían recibido el mismo jueves una denuncia por robo a mano armada y privación ilegal de la libertad de una familia que reside en el 5to. "A" de Palpa al 3500, a raíz de lo cual, comenzaron a vincular ambos hechos.

Según las fuentes, el hermano de Avancini y los efectivos se dirigieron luego hasta el consultorio de la calle Céspedes y al ingresar al mismo encontraron a la mujer muerta en el baño, maniatada y con un trapo que le cubría la cabeza.

En una primera revisión del cadáver, los médicos estimaron que la kinesióloga había muerto por asfixia, aunque no descartan que haya fallecido por un golpe en la cabeza, a la altura de la nuca.

El crimen es investigado por el juez en lo Criminal de Instrucción porteño Eduardo José Cubría y los efectivos de la División Homicidios de la Policía Federal.