El intendente de General Pueyrredón furioso con su antecesor: "Me dejó una deuda de 760 millones de mangos"

Carlos Arroyo cuestionó con dureza la gestión de Gustavo Pulti ante cooperativistas que protestaban por pagos atrasados.
Lunes 21 de diciembre de 2015

El intendente de General Pueyrredón, Carlos Arroyo, salió a dar explicaciones a un grupo de cooperativistas que protestaban frente al palacio comunal en reclamo de pagos atrasados en Mar del Plata. "Este hijo de pu.. me dejó nada, una deuda de 760 millones de mangos", sostuvo.

Evitó dar nombres propios ante los manifestantes, pero la acusación coincide con el déficit heredado de la gestión de su antecesor, Gustavo Pulti. Según la auditoría que realizó durante los últimos días y hoy hizo público el actual secretario de Haciente, José Cano, las cuentas municipales tienen un rojo de 743.494.531 pesos.

Arroyo, que desde la fuerza Cambiemos ganó las últimas elecciones, asegura que recibió un municipio con una pesada deuda. "A mí me da vergüenza ajena", dijo. Pero intentó transmitir tranquilidad y vocación de respuesta a partir de ayuda financiera solicitada a niveles superiores del Estado, tanto provincia como Nación. "Si los tipos me cumplen, va a entrar [dinero] y lo obligo al secretario a pagar".

Arroyo pidió disculpas a quienes llevaban adelante el reclamo y los alentó a tener esperanzas, en particular una vez que se supere la coyuntura de fin de año. "A partir de enero se viene la gran revolución, vamos a dar vuelta todas las cosas", auguró el intendente.