Más de 600 evacuados en Entre Ríos, Santa Fe, Chaco y Corrientes

El ciclo de crecida de los ríos obligó a evacuaciones en Entre Ríos y afecta a otras tres provincias, dado que se reportaron cientos de damnificados en el Chaco y en zonas ribereñas de Corrientes y Santa Fe.
Martes 22 de diciembre de 2015
Más de 600 personas fueron evacuadas en las últimas horas en Concordia por la creciente del río Uruguay, en el este provincial, mientras por el incremento del caudal del Paraná declararon el estado de alerta en la capital entrerriana, sobre la costa oeste de Entre Ríos.

El ciclo de crecida de los ríos que ahora obligó a evacuaciones en Entre Ríos afecta a tres provincias, dado que durante el fin de semana se reportaron cientos de damnificados en el Chaco y en zonas ribereñas de Corrientes.

Las lluvias fuertes que se produjeron en las últimas semanas en las cuencas de Brasil y Paraguay, sumadas a los temporales que días atrás afectaron al noreste del país, provocaron la elevación de la cota de los ríos que influye directamente en los ritmos de actividades de las dos costas del Litoral.

En ese marco, la Junta Municipal de Defensa Civil de Concordia realizó evacuaciones desde ayer, hasta contabilizar unas 159 familias, que contienen a más de 600 personas, y organizó cinco centros de evacuados en la ciudad del norte entrerriano, ubicada sobre el río Uruguay.

El intendente de Concordia, Enrique Cresto, destacó que "la gente está con asistencia y todo lo necesario para que viva lo más dignamente posible en estos lugares, porque sabemos que vamos a tener que pasar por estas situaciones todo el verano y a lo largo del año por el efecto de El Niño".

Cresto ejemplificó que la altura normal del río Uruguay frente a Concordia es de 6 metros y actualmente ronda los 13 metros, situación que se complicó por las lluvias abundantes en los últimos días y podría llevar las aguas a los 13,50 metros.

El secretario de Desarrollo Humano de la municipalidad de Concordia, Guillermo Echenause, dijo que la tarea de evacuación se coordina con la Comisión Técnica Mixta de Salto Grande.

El funcionario indicó que "para contener el caudal de agua que viene de la cuenca alta, la represa abre paulatinamente las compuertas, para contener el agua y que la inundación no sea mayor".

"Pero sólo lo realizan en un horario establecido, durante el día, momento en el que realizamos la evacuación de las familias", mientras que por las noches la CTM mantiene los niveles, añadió.

Los principales lugares turísticos de Concordia, como la costanera, el parque, el castillo San Carlos y las playas, están bajo agua, dijo el intendente.

En tanto, en Paraná, en el oeste del mapa provincial, Prefectura declaró hoy el estado de alerta, cuando el río superó la altura de 4,70 metros, aunque las evacuaciones comenzarían cuando las aguas lleguen a 5 metros.

En ese sentido, desde Prefectura de Paraná el prefecto principal Gustavo Campanini dijo que esperan "el pico de crecida para los primeros días del año que viene. Se podría llegar hasta los 5,30 metros".

"Afortunadamente en zona de islas hay pocas familias, pero se realizan tareas de prevención en los alrededores de las costas: Arenales, Puerto Sanchez y Toma Vieja. Hay una navegación prevista con el intendente para evaluar la situación", informó el prefecto.

En el Chaco, en tanto, unas 300 familias continuaban evacuadas por la creciente de los ríos Paraná y Paraguay, que llegaron a superar los 7 metros de alto en puertos de la región.

En Corrientes, a su vez, había decenas familias evacuadas y relocalizadas en las zonas de Goya, Esquina, Itatí y Paso de la Patria.