Alerta naranja por ola de calor: 40 grados de máxima

El aviso rige para la Ciudad y el conurbano bonaerense. La mínima prevista para hoy será de 24 grados.
Lunes 28 de diciembre de 2015

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) emitió esta mañana un alerta naranja por la ola de calor que afecta a la ciudad de Buenos Aires y alrededores, un nivel que efecto del clima "moderado-alto" en torno a la mortandad de personas.

El alerta llegó en medio de una ola de calor iniciada a mediados de la semana pasada en la región central del país con temperaturas máximas de entre 35 y 40 grados.

Este lunes, los porteños soportaron una madrugada tórrida, con una temperatura que no bajó de los 25 grados, mientras que ya rondaba los 30 a las 9:00 de la mañana.

Para este lunes se esperaba una máxima de 35 grados y elevada sensación térmica en Ciudad Autónoma de Buenos Aires y zonas cercanas, mientras que algo de alivio se percibirá a partir de este martes, con inestabilidad por la tarde-noche.

El pronóstico indica que las máximas se moderarán en torno a los 30 grados en la región metropolitana, con noches algo más frescas, con 20 de mínima, una temperatura estival más acorde con lo que se entiende como bienestar para esperar la llegada del nuevo año.

En torno al alerta naranja, el Ministerio de Salud de la Nación realiza una serie de recomendaciones para evitar problemas de salud por altas temperaturas.

Se recomienda a la población en general "tomar mucha agua durante todo el día", "consumir alimentos frescos, como frutas y verduras", "evitar las bebidas alcohólicas, muy dulces y las infusiones calientes", y "usar ropa suelta, de materiales livianos y de colores claros".

También se señala que se debe "tomar líquido antes, durante y después de practicar cualquier actividad al aire libre y "protegerse del sol poniéndose un sombrero o usando una sombrilla.

En tanto, se debe "darles el pecho a los lactantes con más frecuencia", "hacerlos beber agua fresca y segura" y "ponerlos en lugares frescos y ventilados".

El grado naranja para el SMN significa que "las olas de calor pueden ser peligrosas, especialmente para los bebes y niños pequeños, personas mayores de 65 años o aquellos con enfermedades crónicas".

Tiene vigencia por 24 horas y es el tercer de cuatro escalones que compone los niveles de alertas por olas de calor implementados en la temporada 2009-2010 y que componen también el verde, el amarillo y el rojo, que contempla "excepcionales niveles de calor que pueden afectar a la población en general" y no solo a niños y adultos mayores.