Maquinista: "Los gritos de esa mañana no se me borran nunca más"

Marcos Córdoba aseguró que hizo "todo lo posible para frenar" la formación. Fue condenado a tres años y medio de prisión.
Miércoles 30 de diciembre de 2015
El maquinista que conducía el tren de la tragedia de Once, Marcos Córdoba, aseguró que no esperaba ser condenado, ya que dijo ser "inocente" y que hizo "todo lo posible para frenar" la formación en la que murieron 51 personas y resultaron heridas otras 789.

"Estoy angustiado, dolido, decepcionado. No tengo muchas palabras más. Esto, sinceramente, no me lo esperaba. Pensé que iba a ser absuelto porque soy inocente. Hice todo lo posible: frené el equipo y el equipo no respondió. Si hubiese estado todo bien, ¿por qué el equipo no frenó? ¿Por qué no frenó, cuando yo frené a una distancia prudencial?", planteó.

Córdoba, que habló con un matutino tras ser condenado a tres años y medio de prisión, más siete de inhabilitación, remarcó que "lo que no se me va a borrar nunca más son los gritos de la gente, los estallidos, cuando cortaban los fierros".

"La herida superficial se va, pero la que te queda siempre es la que tenés en el corazón y en la cabeza. Eso no te lo borra nadie", indicó.

El maquinista del Chapa 16, que se estrelló contra el paragolpes de la estación de Once el 22 de febrero de 2012, aseguró no saber quiénes fueron los responsables de la tragedia, pero resaltó: "Lo único que sé es que soy inocente porque hice todo lo posible para frenar ese equipo".

Córdoba, de 29 años, sostuvo que la tragedia "es una huella que se lleva siempre" y admitió tener "miedo" de ir preso.

"Sí. A cualquier persona inocente le da miedo. Una persona trabajadora, que se levanta todas las mañanas para ir a trabajar y de repente agarran tu vida y te dicen que sos culpable y que te pueden dar tres años y seis meses... Tres años de no ver a tu familia, de no disfrutar ninguna fiesta, un cumpleaños ni nada con tu familia... Obvio que da miedo. Miedo, dolor", apuntó.

Consultado si tenía algo para decirles a los familiares de las víctimas, respondió: "Que me solidarizo con ellos. No sé si este resultado los convence. Pero cuando leyeron la sentencia, aunque a mí me acusaron, me di vuelta y miré cómo se abrazaban. Y vi todo ese dolor que sienten". "Por más que hayan dado sentencia como dieron, ellos van a llevar ese dolor por siempre, así como lo llevo yo. Soy una víctima más porque yo sentí, estuve ahí. Está bien, no he perdido familiares como ellos, pero sentí lo mismo que sintieron ellos", completó.

Ayer, el Tribunal Oral Federal N° 2 condenó a 21 responsables de la tragedia, entre ellos a los ex secretarios de Transporte kirchneristas Juan Pablo Schiavi (8 años) y Ricardo Jaime (6 años), como también al empresario Sergio Cirigliano (9 años).