"Hubo siete tiros y encontramos vainas sin detonar"

Mariano Sibuet, fiscal de la causa, habló con la prensa en la zona del tiroteo entre los prófugos y la policía. “Estamos trabajando para localizarlos”, afirmó.
Jueves 31 de diciembre de 2015

Los tres prófugos del triple crimen de General Rodríguez que esta madrugada balearon a dos policías en la ciudad bonaerense de Ranchos estaban armados con una escopeta calibre 12/70, un fusil tipo FAL y una pistola calibre 22 que se les cayó antes de escapar en una camioneta.

Así lo aseguró este mediodía el fiscal de Coronel Brandsen Mariano Sibuet, quien precisó que trabajaban "para dar con el paradero" de sus autores, que según las autoridades bonaerenses son Víctor Schillaci y los hermanos Cristian y Martín Lanatta, condenados a perpetua que se fugaron de prisión el domingo pasado.

En declaraciones a la prensa en el lugar del ataque, Sibuet contó que hallaron "siete vainas servidas", entre ellas una de "un proyectil tipo FAL", más otras "doce sin detonar" de una pistola Pietro Beretta, calibre 22, que se les cayó a los agresores al momento del hecho, registrado a las 3.40 en la ruta provincial 20, a tres kilómetros de Ranchos.

"Estamos tratando de localizarlos", indicó el fiscal y añadió que les imputa a los prófugos el delito de "doble homicidio en grado de tentativa".