Uno de los prófugos fue a apretar dos veces a su exsuegra

Se trata de Christian Lanatta. El domingo a la mañana fue a pedirle plata a su casa de Berazategui. Este jueves a la tarde volvió y a punta de pistola y le robó una camioneta Kangoo.
Viernes 1 de enero de 2015

Christian Lanatta, uno de los tres prófugos condenados por el triple crimen de General Rodríguez, fue dos veces a la casa de su ex suegra en Berazategui en medio de un megaopertivo de seguridad compuesto por 700 efectivos.

Primero, apareció fugazmente el domingo a la mañana para pedirle dinero. Y, luego, este jueves a las 17, mientras las fuerzas de seguridad los buscaban por la zona de Ranchos y Chascomús. En esta última oportunidad, a punta de pistola, le robó una camioneta Renault Kangoo.

La noticia fue confirmada por Némesis Da Silva, la abogada de Ana Laura, la ex mujer de Christian Lanatta y madre de sus dos hijos.

Los hermanos Lanatta y Schillaci se fugaron en la madrugada del domingo de la cárcel máxima seguridad ubicada en la localidad de General Alvear y por el hecho el gobierno provincial dispuso la remoción de toda la cúpula del SPB.

Según la versión oficial, habrían escapado en primer lugar a bordo de un Fiat 128, tras amenazar a un guardia aparentemente con la réplica de madera de un arma y luego completaron la fuga une una camioneta, mientras se llevaba al custodio como rehén.

Los hermanos Lanatta y Schillaci estaban condenados a prisión perpetua por el triple crimen de General Rodríguez (en el marco del tráfico de efedrina) en donde murieron Sebastián Forza y sus dos socios, Leopoldo Bina y Damián Ferrón, en el año 2008.

En plena campaña electoral, Martín Lanatta apuntó al entonces jefe de Gabinete y candidato a gobernador provincial, Aníbal Fernández, como ideólogo del asesinato en declaraciones periodísticas que ratificó ante la Justicia, circunstancia que algunos apuntan como decisiva en la victoria de la actual gobernadora, María Eugenia Vidal.