VIVO - SESIÓN: H. Cámara de Diputados de la Nación

"Hay algo en el sur que hace que vuelvan y se sientan cómodos"

Así lo aseguró el ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo. Dijo que los hermanos Lanatta y Schillaci "tienen muchos contactos, favores y se entremezcla la política".
Sábado 2 de enero de 2015
El ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, resaltó que "hay algo" en el sur del Conurbano que llamó la atención de los prófugos condenados por el Crimen de General Rodríguez y "que hace que inclusive después de Ranchos vuelvan a ese lugar y se sientan cómodos".

"En una zona del Gran Buenos Aires delimitada estamos trabajando mucho. Hay algo que los llamó y que hace que inclusive después de Ranchos vuelvan a ese lugar y se sientan cómodos", sostuvo el funcionario provincial sobre la presencia de los hermanos Cristian y Martín Lanatta y Víctor Schillaci en las localidades de Quilmes y Berazategui luego de la fuga.

Al respecto, el dirigente del PRO afirmó que trabajan con la hipótesis de que los prófugos aún continúan dentro del territorio de la Provincia de Buenos Aires, aunque evitó dar precisiones porque la causa tiene "secreto de sumario".

"Me extralimito muchas veces en lo que puedo decir o no con el secreto de sumario y después los fiscales se terminan enojando conmigo y con razón", reconoció el ex legislador porteño.

Destacó la incorporación de fuerzas federales a la búsqueda de los prófugos que escaparon hace una semana del penal de máxima seguridad de General Alvear.

"Hemos sumado muchas mas fuerzas al trabajo coordinador, las cuatro fuerzas federales están trabajado con nosotros y han hecho el desplazamiento de gente en la zona", manifestó Ritondo.

Y agregó: "Estamos trabajando, no vamos a ponernos un plazo, pero sí hacerlo en la forma más inmediata que podamos. Estamos haciendo todo lo que hay que hacer para volver a aprehender a estos delincuentes y que estén en el lugar en el que tienen que estar".

A la vez, se refirió a los rumores sobre los presuntos pedidos que habrían hecho los prófugos para entregarse a cambio de que sean alojados en un penal federal y que sean revisados los fallos condenatorios.

"En las fugas, generalmente los abogados piden que no vuelvan al mismo penal porque temen un pase de facturas y demás y pasarlo al sistema carcelario federal. (Respecto a una revisión de los fallos) Nosotros nunca vamos a encarar unan negociación de esas características", concluyó el ministro de Seguridad de la
Provincia de Buenos Aires.