Muerte en fiesta: víctima no presenta exceso de alcohol

El informe pericial determinó que falleció por asfixia por sumersión. Indica que "en principio" no hay signos de violencia. Restan estudios complementarios que revelen si ingirió "productos tóxicos".
Sábado 2 de enero de 2015
El informe pericial realizado al cuerpo de la mujer que falleció en la fiesta clandestina desarrollada en una casa quinta de Melchor Romero, en el partido de La Plata, determinó que "en principio" no hay signos de violencia y no presenta excesos de consumo de alcohol, aunque restan estudios complementarios que revelen si ingirió "productos tóxicos".

La joven de 26 años murió ahogada en una pileta, y la autopsia reveló que falleció por asfixia por sumersión, informaron fuentes judiciales. La Justicia bonaerense imputó por el delito de "homicidio culposo" a los cuatro responsables de la fiesta clandestina.

La causa la tiene a su cargo el Fiscal Álvaro Garganta, quien ayer tomó declaración testimonial a los agentes de la Subsecretaría de Control Urbano quienes intervinieron en la clausura del evento y consideró como "homicidio culposo" la actitud de los cuatro responsables de la organización.

En esa instancia, quedaron bajo la imputación Raúl Ismael García; Carlos Federico Bellone (ingeniero, dueño de la quinta); el empresario dueño de un reconocido boliche platense, Santiago Piedrabuena; y Gastón Haramboure, quien ya fue condenado, en 2009, a 10 años y 8 meses de prisión por la muerte de Juan Andrés Maldonado, crimen ocurrido frente al boliche Alcatraz de Berisso.

La víctima fue identificada como Yésica Emilia Uscamayta Curí, una estudiante de la Facultad de Periodismo de La Plata, que "no sabía nadar", según el relato de Cristian (32) uno de sus seis hermanos que estuvo con ella en la fiesta.