“Quizás la fuga sea una forma de hacerlos callar”

María Elizabeth Gasaro, la abogada de Víctor Schillaci, aseguró que los condenados quería continuar colaborando con la Justicia. Su cliente tenía autorización para “asistir al nacimiento de su hija”.
Lunes 4 de enero de 2016

María Elizabeth Gasaro, la abogada de Víctor Schillaci, uno de los prófugos condenados por el triple crimen de General Rodríguez, no descartó hoy que el escape de la cárcel "sea una forma de hacerlos callar", porque "ellos querían continuar aclarando la situación de toda esta mafia que no solo rodea al Poder Judicial, sino también a un sector de la política" relacionada con el narcotráfico.

La letrada insistió en que el episodio del domingo 27 de diciembre en el penal bonaerense de General Alvear "no" fue una fuga.

"No se fugaron, creo que tuvieron otro tipo de colaboración, es muy difícil, se sabe muy bien que escaparse no es tan fácil, hay medidas de seguridad, hay muchos controles, es muy difícil escaparse así libremente", remarcó Gasaro.

"De hecho, quizás esto sea una forma de hacerlos callar, porque ellos querían continuar aclarando la situación de toda esta mafia, que no solo rodea al Poder Judicial sino también a un sector de la política que hace años está vinculada al narcotráfico".

Gasaro aseveró que en el caso de su cliente "le sorprende enormemente" que haya fugado cuando ya tenía la autorización del juez de Garantías para "asistir al nacimiento de su hija y luego hacer el trámite de inscripción" de la niña. Schillaci, junto a los hermanos Martín y Cristian Lanatta, se fugaron a fines de diciembre de la cárcel y hoy continuaban siendo buscados por efectivos de la Gendarmería, la Prefectura y policías de la Federal y Bonaerense.

El 31 de enero, además, los tres prófugos balearon a dos policías durante un control vehicular en una ruta de la localidad bonaerense de Ranchos.

Por su parte, Daniel Mazzocchini, letrado de los hermanos Lanatta, dijo que se fugaron porque se le “cerraron todos los caminos”.

“No creo que sean capaces”, dijo cuando fue consultado de si fueron ellos quienes dispararon contra los policías en Ranchos. “Eso se verá”, concluyó.

“No estamos negociando con las autoridades de la Bonaerense”, resumió.