Algunos juegos para aumentar el deseo sexuales

Martes 5 de enero de 2016
Muchas parejas caen en la monotonía tras varios años de relación y es por eso que los sexólogos recomiendan recurrir a los “juegos” para volver a encender el fuego de la pasión.

El cieguito: venda los ojos a tu pareja y juega con su cuerpo. No hace falta que tengas ningún kit profesional para ello. Quítale la ropa y utilízala para taparle los ojos. Cuando tenemos un sentido inhabilitado, potenciamos el resto.

El prisionero: no son necesarias unas esposas, se puede atar a la pareja con un pantalón, unas medias, etcétera. En esta ocasión, inmovilizamos a la pareja y quien es atado debe dejarse tocar y gozar y quien toca también es quien domina la situación. Es un juego para que uno se dedique completamente al otro. Sin que el otro pueda hacer nada.

El cine erótico: Mirar una película pornográfica o erótica juntos estimula las ganas. Independientemente de la calidad de la película que se mire, ante un estímulo sexual, nuestro cuerpo suele dar una respuesta sexual.