Desmentida y aclaración: sólo detuvieron a Martín Lanatta

Fue capturado a 13 días del escape del penal bonaerense de máxima seguridad de General Alvear y en el marco de una intensa búsqueda con fuerzas provinciales y federales.
Sábado 9 de enero de 2016
La Policía de Santa Fe detuvo hoy en esa provincia a Martín Lanatta, condenado por el triple crimen de General Rodríguez que estaba prófugo desde hacía 13 días por haberse escapado de la cárcel de General Alvear, mientras continuaba la búsqueda de su hermano Cristian y de Víctor Schillaci. En medio de una polémica que se extendió durante todo el día, fuentes de la investigación habían difundido esta mañana que un operativo policial había localizado y apresado a Martín y Cristian Lanatta y a Schillaci, en una zona rural de la localidad santafesina de Cayastá, e incluso el presidente Mauricio Macri felicitó a las fuerzas por las detenciones. Macri, la vicepresidenta Gabriela Michetti, el gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, y el Ministerio Público Fiscal habían difundido que los tres prófugos habían sido apresados, una información que luego fue desmentida por las policías Federal y de Santa Fe. La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, calificó hoy como "un éxito importante" la detención de Martín Lanatta y dijo que investigarán lo que consideró "una pista falsa" para perjudicar al Gobierno, en conferencia de prensa desde el Aeropuerto de Sauce Viejo. La web fiscales.gob.ar del Ministerio Público Fiscal difundió este mediodía que "efectivos de la Policía de la Provincia de Santa Fe capturaron esta mañana a Martín y Cristian Lanatta y Víctor Schillaci en la localidad santafesina de Cayastá, ubicada a unos 80 kilómetros de la capital provincial", una información que luego borró sin explicaciones. El jefe de la Policía de Santa Fe, Rafael Grau, fue quien esta tarde confirmó que Martín Lanatta era "la única persona detenida" y que se encontraba alojado en la seccional de Cayastá. Precisamente, la policía santafesina informó que la detención de Martín Lanatta se concretó en los alrededores de esa pequeña localidad ubicada a 80 kilómetros de la capital de Santa Fe. El apresado fue encontrado alrededor de las 11 con politraumatismos leves que sufrió tras volcar una camioneta que había sido robada y fue llevado a la seccional 5ta de Cayastá, desde donde esta noche fue trasladado hacia los tribunales federales de Comodoro Py, en el barrio porteño de Retiro. Los fiscales Jorge Di Lello y Diego Iglesias se encontraban en la sede de esos tribunales porteños, donde aguardaban a Lanatta. Los otros dos condenados por el triple crimen de General Rodríguez, Cristian Lanatta y Víctor Schillaci, continuaban prófugos. El ministro de Seguridad de Santa Fe, Maximiliano Pullaro, dijo hoy que esta noche continuaban los rastrillajes en la zona donde hallaron al detenido. La detención de Martín Lanatta ocurrió horas después de que un hombre de 31 años apareció maniatado en un departamento del centro de la ciudad de Santa Fe y, según confirmó la Policía, los hermanos Lanatta y Schillaci fueron quienes lo mantuvieron cautivo durante 60 horas. La víctima, identificada como Juan Ignacio Reynoso, quien es ingeniero agrónomo, fue hallado en un domicilio ubicado a metros de la intersección de las calles Suipacha y San Jerónimo, de la capital provincial. Según las fuentes, los delincuentes le habían robado a Reynoso una camioneta Volkswagen modelo Amarok que pudieron "plotear" con calcomanías similares a las de Gendarmería, y con ese vehículo lograron sortear varios controles, hasta que esta mañana en la ruta provincial 1, a la altura de la localidad de Campo del Medio -cercana a Cayastá- volcaron y tuvieron que seguir la fuga a pie. Tras el accidente, sobre el cual todavía se desconocen las causas que lo provocaron, los hermanos Lanatta y Schillaci se separaron. Los tres condenados a cadena perpetua por el triple crimen de General Rodríguez ocurrido en 2008 llevaban 13 días prófugos de la Justicia, y durante aproximadamente diez días se refugiaron en distintas zonas del conurbano bonaerense. En la madrugada del 31 de diciembre, se tirotearon en ruta 20, a la altura de la localidad de Ranchos, con dos policías que se encontraban en un puesto de control, quienes debieron ser trasladados de urgencia al hospital más cercano tras recibir heridas graves. Por la fuga de Martín y Cristian Lanatta y Víctor Schillaci, el gobierno bonaerense removió la semana pasada la cúpula de la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI) de Quilmes, luego de que se conociera que efectivos de esa dependencia mantenían vínculos con los prófugos que les facilitaban las maniobras de escape.