Gobierno apunta a “pistas falsas” tras la mala información

Afirman que buscaron dar "más tiempo" a los otros prófugos y dijeron que el hecho será investigado. Quedaron en evidencia las falencias de las fuerzas de seguridad y de la Agencia Federal de Inteligencia
Domingo 10 de enero de 2016
El presidente Mauricio Macri, la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal y su par de Santa Fe, Miguel Lifschitz, quedaron expuestos luego del papelón que se produjo en torno a la detención de los condenados por el triple crimen de General Rodríguez.

La desinformación a la que se sometió al tema de la captura de los hermanos Martín y Cristian Lanatta y de Víctor Schillaci dejó descolgados también a la vicepresidenta Gabriela Michetti, al ex gobernador de Santa Fe, Antonio Bonfatti, a la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, a la procuradora General Alejandra Gils Carbó, al jefe de Gabinete Marcos Peña y a una larga lista de dirigentes del PRO que se apresuraron a celebrar la noticia de la triple captura y a destacar la importancia del "trabajo en equipo".

"Felicito a todo el equipo y a las cuezas de seguridad por la captura de los prófugos. El trabajo en conjunto fue fundamental", escribió el jefe del Estado por Twitter.

Quién le informó y de dónde sacó la información serán motivos de pases de facturas. Minutos antes de las 21, la ministra Bullrich dio la versión oficial de lo ocurrido. Para el Gobierno, la detención de Martín Lanatta y no de los otros dos fue "un éxito importante" y deja a la población "más tranquila".

Sobre la desinformación habló de "pistas falsas" que buscaron dar "más tiempo" a los otros prófugos y dijo que el hecho será investigado.

Esas "pistas falsas" dejaron en evidencia las falencias de las fuerzas de seguridad y de la Agencia Federal de Inteligencia que derivaron, nada más y nada menos, en hacer incurrir en un papelón al Presidente de la Nación Argentina. Previamente, el periodismo también quedó descolocado a lo largo de una jornada interminable, con informaciones cruzadas, silencios y desmentidas.

Sin embargo, la amplia variedad de fuentes confirmaba la información hasta pasado el mediodía. Las declaraciones presidenciales, ministeriales y judiciales ratificaban la noticia: finalmente, se había capturado a los tres prófugos luego de trece días y dos tiroteos.

Las primeras noticias surgieron antes del mediodía por parte de la policía santafesina. Se había detenido a Martín Lanatta. Desde esa fuerza, se informó sobre la segunda detención, la de Cristian Lanata. Las fuentes policiales de esa provincia fueron las primeras en comunicar el cierre del ciclo con la captura de Víctor Schillaci.

La velocidad de la información hizo que se cruzaran esos datos con los mensajes de los funcionarios y políticos dando por confirmada la triple detención.

Gabriela Michetti fue la primera y la más eufórica en hablar: "Acabo de hablar con la gobernadora de la provincia de Buenos Aires para transmitirle mis felicitaciones y mi admiración por haber capturado a los prófugos", resaltó a través de Twitter. "Es muy importante que en nuestro país por fin se comience a trabajar en serio para combatir el narcotráfico", abundó. "Una mención especial a la policía de Santa Fe que ha sido tan criticada y sin embargo tiene gente tan profesional y eficaz!".

"También felicito a Eugenio Burzaco y muy especialmente a nuestra ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, por su colaboración en esta tarea", y acotó luego: "Felicitaciones a Ritondo también!". No se olvidó de nadie. Sólo faltaban que los prófugos estuvieran detenidos.

Vidal, también celebró: "Es el primer paso" en la "lucha contra el narcotráfico y la corrupción".
Incluso, se armó una reunión entre Vidal, Bullrich y el ministro de Seguridad provincial, Cristian Ritondo (quien en vísperas de Año Nuevo ya tenía "cercados" a los prófugos) y se anunció una conferencia de prensa para las 15 junto a Burzaco.

Marcos Peña se sumó a las felicitaciones: "Felicitaciones a Pato Bullrich, Mariuvidal, Cristian Ritondo por el profesionalismo y el trabajo en equipo".

Otras confirmaciones concretas estuvieron a cargo de Bonfatti: "Mi reconocimiento a los hombres y mujeres de la Policía de la provincia de Santa Fe que capturaron a los tres prófugos".
En tanto, el gobernador Lifschitz abundó: "Buen trabajo de la Policía de Santa Fe para atrapar a los prófugos".

Bullrich llegó a decir que en el Gobierno estaban "muy contentos" y que Macri se sentía "orgulloso".

Eso fue antes de que se confirmara oficialmente, unas siete horas después, que sólo Martín Lanatta estaba detenido. En el medio, silencio de radio.

El primero en reconocer la verdad fue el jefe de la Policía de Santa Fe, Rafael Grau: "Martín Lanatta es la única persona detenida en este lugar".

Luego lo hizo el juez federal Sergio Torres y el jefe de la Policía Federal, Román di Santo. "Siguen siendo buscados por las cuatro fuerzas federales y la policía de Santa Fe", dijo por los otros prófugos.

Hasta la Procuración General, en su página oficial, informaba bajo el título "Capturaron a los tres prófugos", que "efectivos de la Policía de la Provincia de Santa Fe capturaron esta mañana a Martín y Cristian Lanatta y Víctor Schillaci en la localidad santafesina de Cayastá, ubicada a unos 80 kilómetros de la capital provincial".

Con la verdad a la vista, la Procuración borró la noticia.