"Los reconocí pero me hice el 'tonto' para no correr riesgos"

Martín Franco, trabajador del molino de Cayastá tomado de rehén por Cristian Lanatta y Schillaci antes de ser recapturados, habló con Canal 26 y dio detalles de su momento con los delincuentes.
Martes 12 de enero de 2016
Martín Franco, trabajador del molino de la localidad santafesina de Cayastá tomado de rehén por Cristian Lanatta y Víctor Schillaci antes de ser recapturados, aseguró que los delincuentes "estaban armados" pero que lo trataron "bien", al tiempo que reveló que los reconoció "enseguida" aunque se hizo "el tonto" para no correr riesgos.

"Los dos hablaban, me decían que si me portaba bien con ellos, no me iba a pasar nada. Los dos estaban armados, tenían armas 9 milímetros. Pero siempre me trataron bien", afirmó.

El hombre dijo que cuando llegó la Policía al lugar, los condenados se estaban poniendo ropa de trabajo que él llevaba en su mochila, y que no hubo disparos al momento de la detención.

Franco contó también que Lanatta y Schillaci lo sorprendieron cuando estaba ingresando a su lugar de trabajo, un molino arrocero de la localidad de Cayastá, y si bien afirmó que los reconoció "enseguida", dijo que "se hizo el tonto" para no correr riesgos. El único pedido que le hicieron fue que les entregara agua y comida.

"Me di cuenta enseguida, pero me hice siempre el tonto como que no los conocía, que no sabía nada. Y ahí pasó que me llevaron para adentro", dijo.