Dakar 2016: el adiós de Carlos Sainz por una avería

Una rotura en la carcasa del cambio cerca del final de la décima etapa acaba con la aventura del piloto español, que empezó la jornada como líder.
Miércoles 13 de enero de 2016
El Dakar 2016 ya es historia para Carlos Sainz. El piloto madrileño ha perdido cualquier opción de victoria tras sufrir una avería cerca del final de la décima etapa por culpa de una rotura en la carcasa del cambio del Peugeot DKR2008.

Sainz había iniciado la jornada, entre las localidades argentinas de Belén y La Rioja, como líder tras imponerse en la etapa de ayer. Sin embargo, el Peugeot del español pronto empezó a ceder terreno ante su gran rival, Stephane Peterhansel, también con Peugeot. Primero, buscando el primer 'way Point' ha pinchado tras salirse de la ruta, y posteriormente se ha quedado encallado.

Al paso por el último control del día Sainz cedía veinte minutos exactos ante el francés, lo que le dejaba sin liderato. Un poco más allá,a solo 31 kilómetros de la meta, llegó la rotura que deja al español con la miel en los labios una vez más.

Sainz se quedó tirado esperando el camión de asistencia, que transitaba justo detrás de Sebastien Loeb en el momento de la avería, explicaron desde el equipo Peugeot.

La otra alternativa para que el auto de los españoles Sainz-Cruz complete los 31 kilómetros hasta la meta es esperar por un remolque del francés Romain Dumas.

La única certeza es que este contratiempo mecánico deja al español sin posibilidades en esta edición para sumar su segunda corona en el Dakar.

Es el cuarto abandono consecutivo de Carlos Sainz en el Dakar, prueba en la que debutó en 2006 y que ganó en 2010 de la mano de Volkswagen.

Quien ha dado un paso de gigante para adjudicarse su duodécima victoria absoluta en el Dakar, la sexta en coches, es Stéphane Peterhansel, que cruzó la meta de esta décima etapa en primera posición y ya aventaja al Mini de Nasser Al Attiyah, ahora segundo, en una hora.