Los alquileres, por las nubes: subieron 35%

Los precios de las viviendas aumentaron al ritmo de la inflación en el último año. Un departamento de dos ambientes estándar en Capital ya supera los $4.300 mensuales en promedio.
Viernes 15 de enero de 2016
La búsqueda de departamentos suele producirle un alto desgaste a los inquilinos. El hecho de pasar horas consultando en los sitios de Internet especializados la ubicación, el tipo de propiedad, la cantidad de ambientes, los metros cuadrados, el valor de las expensas, la antigüedad del edificio y demás características, sumado al tiempo que se invierte en ir a conocer la vivienda genera, en muchos casos, un stress físico y mental. Y queda lo más importante: el impacto económico que implican los elevados precios de los alquileres, que están por las nubes.

En el último año aumentaron un 35 por ciento en la Ciudad y rentar un dos ambientes estándar (o sea, sin los atractivos amenities) ya supera los $ 4.300 en promedio, según un informe de Reporte Inmobiliario.

El reciente cambio de Gobierno trajo una serie de novedades positivas para el mercado, como el fin del cepo cambiario y la decisión de regularizar los índices de precios del INDEC. Sin embargo, ya sea por la notable inflación o por la incertidumbre financiera, los alquileres siguieron el rumbo de los ajustes en sus tarifas que tomaron, por ejemplo, las patentes, los peajes y la nafta, entre otros. Lo concreto es que vivir en Capital es cada vez más caro y así lo demuestran los números.

En noviembre de 2015, alquilar un dos ambientes costó en promedio $4.319 por mes contra $3.187 del año anterior (35,5% de aumento). Con respecto a las unidades de tres ambientes el salto fue similar, del 35,7%, ya que su importe ascendió de $3.918 a $5.318.

Dependiendo del tipo de departamento (en el relevamiento, la consultora tuvo en cuenta que sea usado, integre un edificio de propiedad horizontal con ascensor de calidad común, en estado de mantenimiento medio, sin cochera ni amenities), los barrios más caros son Palermo, con un promedio de $5.200 mensuales para los dos ambientes, y Recoleta, con $6.215 para los tres ambientes.

Las zonas más buscadas el año pasado fueron Palermo, Barrio Norte, Belgrano, Recoleta, Caballito y Almagro. Le siguieron Villa Crespo, Núñez, Villa Urquiza y Puerto Madero.

Entre los distintos intereses de los inquilinos está la ubicación y, si bien vivir cerca de una estación de subte tiene sus ventajas por la movilidad, también incrementa el importe.

Según la información, el rango de valores de la línea A va de $3.580 a $4.600, siendo las estaciones Primera Junta y Río de Janeiro las más caras. En la línea B, el alquiler mínimo se ubica en $3.750 y el máximo en $4.874. Los montos más elevados están en Angel Gallardo y Malabia.

La escala en la línea C es entre $3.600 y $4.600, y Retiro es la más costosa. En la D ($3.888-$6.050), Palermo y Scalabrini Ortiz están en la cima del ranking de precios más altos. La línea E, la más económica, ($3.260-$4.550) sobresalen General Urquiza y Belgrano. Y cierra la H ($3.580-$5.675), con Las Heras como la más cara.