Matan a puñaladas y golpes a un peleador de kick boxing

Tenía 20 años y lo apodaban "El Asesino de James Craik". Sus agresores son dos jóvenes con quienes habría tenido una disputa de larga data.
Martes 19 de enero de 2016
Gustavo Rendil tenía 20 años, era de la localidad cordobesa de James Craik y le gustaba practicar kick boxing, una disciplina de las artes martes. Tras ser golpeado y apuñalado por dos jóvenes, murió el fin de semana en un clínica de Villa María.

El lunes 11, Rendil fue atacado por dos jóvenes con quienes al parecer mantenía ciertos problemas desde hacía tiempo. Según un portal local, los agresores lo aguardaron en la esquina de su casa y, tras sorprenderlo, le pegaron con un palo de madera. Luego lo acuchillaron en el abdomen y le causaron heridas irreversibles en los órganos.

La víctima, a quien llamaban "El Asesino de James Craik" por su historial (18 victorias, dos empates y dos derrotas), fue trasladado en gravísimo estado a la clínica San Martín de Villa María, donde lo intervinieron quirúrgicamente tres veces en 48 horas. Oscar Rendil, padre de Gustavo, había comentado durante una entrevista que la situación de su hijo era "grave".

Finalmente, el sábado le diagnosticaron "muerte cerebral irreversible" y en la medianoche del domingo último murió.

Según la Policía local, el ataque fue cometido por dos jóvenes, uno de 18 años y otro menor de 17. El mayor, quien está detenido, acusado de “homicidio en riña”, fue quien apuñaló al luchador. El otro le pegó con el palo para anular su posibilidad de defensa.