Drogas en fiestas electrónicas: procesaron a Pachelo y a la banda del fisicoculturista

En total, son 13 los procesados por vender estupefacientes en fiestas privadas. Se trata de quienes cayeron durante el operativo "Quinta Fest".
Martes 19 de enero de 2016
El juez federal de Morón, Juan Pablo Salas, procesó con prisión preventiva al fisicoluturista Florio Lenatowicz y a Nicolás Pachelo, junto a casi una docena de personas acusadas de vender drogas sintéticas en fiestas electrónicas.

Se trata de quienes cayeron durante el operativo "Quinta Fest" en el que fue detenido Nicolás Pachelo, quien estuvo bajo sospecha por el crimen de María Marta García Belsunce, aunque nunca apareció imputado en la causa y sólo declaró como testigo.

Según trascendió, el juez Salas procesó a 13 personas por el delito de "comercialización de estupefacientes agravada por la participación de tres o más personas".

El principal acusado es Lenatowicz por ser considerado el "organizador y financista" de la banda, en tanto que Pachelo era -según la investigación- quien distribuía las drogas en fiestas electrónicas.

También fueron procesados la exmodelo y diseñadora rusa Marina Sokolova, mano derecha de Lenatowicz; Luis Tucci, supuesto líder de la barra brava de Huracán; y el relacionista público Javier Burgos.

La lista de procesados con prisión preventiva incluye a Javier Hernán Rodríguez, Federico Landoni, Diego Stamati, Nicolás Manrique, Ezequie Paniagua, Hugo Orlando Cueto, José Claudio Madarinsky y Darío Fernando Oliveira.

Otro de los supuestos integrantes de la banda, el licenciado en nutrición Pablo Marzuolo, está internado en grave estado desde el 26 de diciembre cuando intentó suicidarse arrojándose al vacío desde un hotel del barrio porteño de Monserrat.

La sospecha es que Marzuolo sería el encargado de la producción de las drogas sintéticas y al serle allanada su vivienda en la localidad bonaerense de Berisso, los elementos secuestrados determinaron que en el lugar había una suerte de laboratorio clandestino.

En diciembre pasado y en los allanamientos por los cuales se desarticuló la banda, se secuestraron 2.800 dosis de éxtasis, un kilo de material para fabricar nuevas pastillas, además de cuatro kilos de cocaína.