Racing aprovechó los regalos de la defensa de Boca y ganó 4 a 2

Los goles los aportaron Diego Milito, a los 5 minutos, y Marcos Acuña, a los 12. Chávez marcó los dos tantos de Boca en el segundo tiempo. Bou aumento con dos penales.
Miércoles 20 de enero de 2016
Racing Club venció esta noche al muletto de Boca Juniors por 4-2 y sumó su primera victoria del verano en la segunda jornada de la Copa de Oro de Mar del Plata.

Diego Milito y Marcos Acuña, aprovechando dos horrores de la defensa de Boca en el primer tiempo, y Gustavo Bou, capitalizando dos penales en la segunda parte, le regalaron el primer festejo al director técnico Facundo Sava.

El equipo xeneize, que reservó a todos los titulares para el superclásico del sábado venidero, llegó a nivelar el resultado al promediar el segundo tiempo con dos goles de Andréz Chávez.

Pero en el cierre volvió a mostrar gruesas fallas en el fondo a tal punto que en el cierre del encuentro se fueron expulsados sus dos centrales, Lisandro Magallán y el uruguayo Alexis Rolín, ambos de muy floja labor.

Con este triunfo, Estudiantes de La Plata y Racing lideran la competencia con 3 puntos, seguidos por Boca que aún no suma unidades. Pero el equipo Pincharrata es el que quedó mejor posicionado para llevarse el torneo, que obtendrá aún perdiendo por un gol cuando choque con los de Rodolfo Arruabarrena el próximo miércoles.

Dos groseros errores defensivos de Boca, le permitieron a Racing sacar dos goles de diferencia en menos de quince minutos de juego.

Sobre los 5, el fondo xeneize especuló con el offside ante un tiro libre en forma de centro de Luciano Aued y falló feo, permitiendo que tres adversarios quedaran libres y habilitados dentro del área. Ahí recibió Nicolás Sánchez y le bajó la pelota a Milito, quien definiió con un remte cruzado bajo, inatajable para Guillermo Sara.

Y a los 12 el que se equivocó fue Magallán, quien no despejó de cabeza un pelotazo profundo, permitiendo que Acuña anotara el segundo tanto académico con un disparo por arriba del arquero xeneize que, sorprendido, quedó a mitad de camino.

Después los 45 minutos iniciales fueron equilibrados. Boca generó varias acciones de gol, con Cristian Pavón desnivelando a la defensa albiceleste una y otra vez. Pero no tuvo precisión a la hora de la puntada final.

Y Racing, que tuvo problemas en el fondo aunque no tan serios como los de su oponente, apareció poco en ataque. Sin embargo tuvo otra chance clara para aumentar sobre los 32: Acuña aprovechó un nuevo error defensivo de Boca y habilitó a Bou, cuyo derechazo se estrelló en el travesaño.
Arrancó mejor Racing en la segunda mitad, con Federico Vismara haciéndose dueño del mediocampo. Y Acuña tuvo el tercero con un disparo violento que rozó el travesaño y se fue por arriba del mismo.

Parecía todo definido, pero Germán Delfino vio un penal de Acuña a Rolín y si bien Nelson Ibáñez se lució al atajar el disparo de Chávez, el ex Banfield capturó el rebote y descontó empujando el balón con la cabeza.

Cuatro minutos más tarde, otra vez apareció Chávez y volvió a hacer valer su olfato goleador, marcando un empate impensado. Racing reaccionó pronto y con dos penales de Bou volvió a poner las cosas en su lugar rápidamente, mientras Boca perdía a sus dos marcadores centrales, expulsados tras una noche negra de ambos.

En el balance la victoria fue justa, por los méritos realizados en el segundo episodio por la Academia y por los gruesos errores de los suplentes de Boca, sobre todos los defensores que dejaron bastante que desear.