Man vs. Fat: la liga de los obesos

Ser obeso no es un obstáculo para jugar en una liga de fútbol donde, además de los puntos conseguidos por victorias, también suma bajar el IMC de 30.
Sábado 23 de enero de 2016
No es un juego en el que se busque la lucha cuerpo contra cuerpo, sino un toque de balón sutil, un cambio de frente o una proyección al espacio. También hay que anotar goles, pero la idea principal de la primera liga de fútbol para obesos del mundo es perder peso.

Se trata de Fatball, un torneo que arrancó esta semana en el centro de Inglaterra en el que sólo pueden participar jugadores con un Índice de Masa Corporal por arriba de 30, que según la Organización Mundial de la Salud es el nivel desde el cual se comienza a considerar a una persona obesa.

La liga se extenderá durante 14 semanas y los equipos sumarán puntos de la manera convencional, con victorias o empates, y también si sus jugadores van perdiendo peso a medida que avanzan los partidos.

El organizador del torneo es Andrew Shanahan, de 37 años, que hace dos años fundó MANvFAT, algo como “el hombre contra la gordura”, una iniciativa dirigida a incentivar a los hombres a mantenerse activa físicamemente.

“En 2013 pesaba 105 kilogramos y ahora estoy alrededor de 77, pero lo que más me sorprendió es el poco apoyo que tienen los hombres para perder peso”, le dijo Shanahan al periódico británico The Daily Mail.

“No había ninguna ayuda para mí y todas las clases estaban diseñadas para las necesidades de las mujeres”, se quejó Shanahan, quien ahora es muy “flaco” para poder jugar en la liga que creó. Y en eso coincide uno de los participantes del Fatball, Andy Allsop, de 146 kilogramos, quien explicó a la BBC que su lucha para reducir de peso ha sido como escalar el Everest.