1,2 millones de chicos volverán a recibir el salario familiar

Sus padres dejaron de cobrarlo porque su sueldo superó el tope salarial, fijado en $15.000 desde 2013. El gobierno de Macri enviará en marzo un proyecto de ley para elevar el piso a $30.000.
Lunes 25 de enero de 2016
Los padres de 1,2 millón de chicos recuperarán el derecho a cobrar el salario familiar por hijo y las demás asignaciones familiares a partir de los próximos meses, cuando se haga efectiva la suba del mínimo no imponible en Ganancias impulsada por el presidente Mauricio Macri.

El titular de la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSeS), Emilio Basavilbaso, confirmó que el nuevo valor del mínimo no imponible de Ganancias quedaría fijado en $ 30.000.

Desde el año 2013 el tope para cobrar el salario familiar está congelado en $ 15.000 y eso llevó a que, con cada aumento de sueldos, mucha gente dejara de cobrar las asignaciones porque sus ingresos superaban ese tope, aunque fuera por un peso.

El Gobierno prometió enviar para su tratamiento al Congreso un proyecto de ley el 1 de marzo próximo, apenas se reanude la actividad parlamentaria ordinaria.

Por ejemplo, con el aumento que recibirán en marzo sobre este beneficio por la aplicación de la ley de movilidad –que el propio Basavilbaso estima en torno del 15% — el subsidio será de $ 197,80 por hijo. Mientras los trabajadores de menores ingresos (por debajo de $ 15.000) o los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (desocupados y en negro) pasarían a cobrar desde marzo $ 962 por hijo al mes.

Así, para aquella franja de trabajadores con sueldos entre $ 15.000 y $ 30.000, el salario por hijo de $ 197,80 representaría una mejora de apenas entre el 0,67% y 1,32% de sus ingresos.

Además, las asignaciones familiares no son una suma fija similar para todas las categorías sino que los valores son decrecientes. Así, hasta un sueldo bruto de $ 7.500, la asignación es de $ 837. Entre ese sueldo y uno de $ 9.800, el beneficio baja a $ 562. Hasta los sueldos de $ 12.700 desciende a $ 338 y hasta ingresos de $ 30.000 con tope de $ 15.000 por integrante familiar, el subsidio se reduce a apenas $ 172 mensuales.