Llegaron 5 cruceros al puerto de Bs. As. en 24 horas

Sólo en las últimas 24 horas, cinco grandes buques, con 7497 pasajeros y cerca de 2700 tripulantes, recalaron en la terminal N° 3 Benito Quinquela Martín. Una de las naves fue la número 50 en lo que va de esta temporada.
Jueves 28 de enero de 2016
El puerto porteño recibió, entre la mañana del martes y las primeras horas de ayer, al Ocean Princess (con 952 ocupantes), al Rhapsody of the Seas (3000), al Crystal Symphony (1370), al Marco Polo (1069) y al MSC Magnífica (3800). En este último buque, el más grande de los recién llegados, con 294 metros de longitud, eran todos turistas brasileños. Y los arribos continúan: para hoy está prevista la llegada de dos naves, una más para mañana viernes y cuatro entre el sábado y domingo próximos.

La actual temporada de cruceros no conoce de pausas. Prácticamente todos los días, desde el 31 de octubre último, la Prefectura Naval debe desplegar un complejo operativo de seguridad para asistir a esos gigantes flotantes que amarran en el puerto porteño. Los arribos son, en general, transitorios.

El buque Fram fue el primero de los 50 buques de una seguidilla que no se detiene. Las autoridades portuarias esperan que 101 naves recalen en Buenos Aires para cuando finalice la época turística, a comienzos de abril próximo, según informaron desde Prefectura.

Lo que no significa, aclaró al Diario La Nación el jefe del Puerto Buenos Aires, el prefecto mayor Mario Lesik, que sean distintas embarcaciones.

Por ejemplo, el majestuoso crucero MSC Magnífica amarró ayer en Buenos Aires en su sexto viaje desde que encaró la época estival. Siempre realiza el mismo recorrido: parte desde la ciudad brasileña de Santos, navega hasta detenerse en Punta del Este, continúa su camino para pasar una noche en la Argentina y emprende la vuelta a su país de origen no sin antes hacer una parada en la capital uruguaya. Ese buque se distingue, entre otros similares, por contar con una exclusiva piscina semicubierta, indicó el director comercial de MSC Cruceros en nuestro país, Javier Massignani.