Investigan $50 millones en cheques sospechosos de Fútbol para Todos

Los veedores designados por la jueza buscan saber si fondos derivados por la AFA a los clubes terminaron en cuevas financieras. Habrá pericias a libros contables de equipos de Primera.
Viernes 29 de enero de 2016
La jueza María Romilda Servini de Cubría, el fiscal Eduardo Taiano junto al equipo de veedores informantes designados en julio pasado por la jueza con los contadores Horacio della Rocca y Alicia López, ex perito de la Corte y cabeza de la UIF respectivamente y el ex juez federal y diputado Alberto Piotti, trabajan activamente durante la feria judicial en la causa caratulada como "defraudación contra la administración pública" que desmenuza la ruta del dinero cedido a la AFA por la Jefatura de Gabinete desde 2006 y producen resultados así como nuevos pedidos de medidas que serán presentados tras el reinicio de las actividades en Tribunales.

En su despacho, Servini de Cubría espera los resultados de una pericia que será clave: la ordenada al cuerpo pericial de la Corte sobre todos los libros contables secuestrados a 20 clubes de Primera División, un análisis que comenzó en los albores de la causa. A mediados de diciembre último, Della Rocca, López y Piotti libraron un oficio a nueve bancos tanto públicos como privados: pidieron los originales de casi 300 cheques por un valor de más de 50 millones de pesos que consideran altamente sospechosos. La hipótesis: habrían terminado en cuevas financieras. Dice una voz cercana al expediente: "Los clubes grandes fueron prolijos. River, Boca e Independiente hicieron sus operaciones en sus cuentas usuales. Los clubes más chicos, no tanto. Lo que se quiere saber es si se cumplió con el debido destino de los fondos. Hoy, el expediente también se orienta hacia la figura de malversación".

La lista se centra en cheques emitidos durante la segunda quincena de julio del año pasado, e incluye entidades como el Banco de la Provincia de Buenos Aires –con más de cien cheques en el oficio librado por el equipo de veedores-, el Banco Nación, el Santander Río, el Nuevo Banco de Santa Fe y el Municipal de Rosario, entre otros. La lista, por otra parte, no está cerrada y podrían agregarse más en las próximas semanas.

También, el equipo de Servini de Cubría mira con atención los tratos entre la AFA y una marca de camiones que fue un sponsor líder de los torneos, en lo que habría sido un "contrato asociativo" que incluyó una suma en efectivo que no habría sido mayor a 30 millones de pesos pero también un cuantioso pago en especies con, precisamente, camiones para ser usados por el gobierno nacional. Della Rocca, López y Piotti quieren saber si esos vehículos fueron empleados en forma indebida por la administración kirchnerista con consultas y oficios librados a todos los registros automotores del país. También, se revisarán las cuentas de la Fundación El Futbolista, parte de la esfera de Futbolistas Argentinos Agremiados, cuya cabeza es Sergio Marchi. La veeduría detectó que la AFA le destinaba el 2 por ciento de los fondos de la Jefatura de Gabinete. El dinero del programa AFA Plus, que jamás fue aplicado a pesar de una erogación que el equipo de veedores aseguró que existió, es otro foco de conflicto.