Este martes se define la situación procesal de Vicky Xipolitakis

La Cámara Federal deberá decidir si confirma o no el procesamiento de la vedette por haber viajado en la cabina de un avión en un vuelo de Austral el pasado 22 de junio, y por haber puesto en peligro la seguridad de la nave de pasajeros.
Viernes 29 de enero de 2016


Fuentes judiciales informaron a NA que la Sala I del Tribunal llevará adelante el 2 de febrero una audiencia en la que escuchará los argumentos de la defensa de la vedette en contra del procesamiento dictado en primera instancia por el juez federal Sergio Torres.

Luego de la audiencia, en la cual también se escucharán los argumentos de los dos pilotos procesados, Patricio Zochi y Matías Soaje, y a partir de ahí empieza a correr el plazo para que definan si confirman o no los procesamientos.

La vedette fue procesada por un delito que prevé prisión de dos a ocho años, para "el que a sabiendas ejecutare cualquier acto que ponga en peligro la seguridad de una nave, construcción flotante o aeronave".

El juez les trabó a cada uno de ellos un embargo de 250 mil pesos a cada uno de los acusados.

Xipolitakis viajó en la cabina del avión en el vuelo AU 2708 de Austral, junto con el piloto y el copiloto, con rumbo a Rosario, y en el que ella registró toda la situación con su celular.

No obstante ello, piloto y copiloto reconocieron la presencia de la vedette aunque negaron que ello haya puesto en peligro la aeronavegación o que se hayan salido de los protocolos de vuelo.

Ni bien se conoció el video, fue la empresa Austral quienrealizó la denuncia ante el juez Torres.

"De lo hasta aquí relatado, se puede advertir como de trascendencia, cuanto menos, que tras la invitación de Zocchi ycon la anuencia de Soaje, Xipolitakis permaneció dentro delcockpit, que se mantuvo cerrado, durante todas las etapas delvuelo. En exceso incluso del reconocimiento de la pasajera como de carácter VIP", concluyó Torres en su fallo.

Torres consideró que la permanencia de Xipolitakis en la cabina "aconteció durante todas las etapas del vuelo, sino esencialmente, la conducta que mantuvo y que los pilotos no sólo consintieron sino incluso fomentaron", así como en el despegue y aterrizaje del avión.

También tuvo en cuenta que durante el vuelo, Xipolitakis utilizó su teléfono, la aplicación Whatsapp, "en momentos inmediatos al despegue y aterrizaje".