Con Chiche por Canal 26: el lado hot de la enfermera de los Fitzi

Además de la abogada sexy, el caso por el que fue declarada insana Claudia Ercora tiene a una auxiliar de enfermería que hace presencias en boliches con poquitísima ropa. Conocela.
Martes 2 de febrero de 2016
“Hago presencias en boliches”, le dijo a Chiche Gelblung, Patricia Navarro, la enfermera “hot” que se suma a la abogada “hot” que rondan el macabro caso de la familia Fitzi por el que Claudia Ercoreca fue declarada inimputable. Cobra por participar la disco “Grinch” lo que suma en dos semanas de trabo de enfermera. El conductor mostró sus fotos.

En el marco del misterio que ronda la familia Fitzi, que estuvo desaparecida durante casi un mes para luego ser hallada en Santa Teresita, más la consiguiente muerte de Lidia, la madre de Claudia Ercoreca, la enfermera que asistió a la mujer durante sus últimos días dialogó con Chiche Gelblung en su programa "Chiche en Vivo" (Canal 26) y aseguró que la señora había tenido considerables mejorías el último tiempo que estuvo con vida.

Según afirmó Patricia Navarro, la enfermera que se encargó de hacerle las curaciones en la cara a Lidia antes de su muerte, la señora no podía valerse por sí misma. Sin embargo, luego de algunos días de cuidados, tuvo notables avances en su recuperación y poco a poco pudo lograr algo de independencia.

Consultada por Chiche, la enfermera afirmó que el 28 de diciembre, último día que la vio, Lidia era capaz de buscar un vaso de agua por su cuenta, dado que ya podía caminar, levantarse de la cama y hasta hablar con cierta cautela. "Los primeros días que fui a cuidarla no podía levantarse, hablar, moverse. Estaba literalmente tirada en una cama, dependía de otra persona para todo", insistió Navarro.

Sin embargo, la enfermera destacó que Lidia no podía comer por sí misma dado que sólo podía ingerir alimentos triturados, cosa que no era capaz de hacer por sus medios. También aseguró que no podía levantar la voz y que sólo podía hablar en un tono muy suave, lo que le hubiese impedido, por ejemplo, hablar por teléfono.

Consultada por los delirios persecutorios de Claudia, la hija de la víctima, Navarro aseguró haberla escuchado diciendo que "la perseguía gente muerta", como así también que sus dos hijos y su propia madre tenían manchas verdes en el cuerpo.

Por el momento, Claudia fue declarada inimputable por la Justicia, aunque permanece detenida hasta tanto terminen de realizar las pericias pertinentes para determinar el estado de su salud mental, como así también la posible vinculación con la muerte de su madre.