7 tipos de hombres con los que el sexo podría resultarte un fraude

Jueves 4 de febrero de 2016
Se conocieron, te pareció el chico más atractivo y sexy que pudiste encontrar, pero… ¿qué tal será en la cama? Aquí siete tipos de hombres con lo que ese tan anhelado encuentro sexual podría resultar el más patético de tu vida.

1. ESTO NO ES PORNO
Estaìn en el acto. Parece que ya se encuentran listos para que empiece lo bueno y de repente –y sin avisar– se le ocurre la genial idea de salir de ti, girarte y adoptar una postura que te deja pasmada. Y luego otra. Y otra. ¿Es necesario? De verdad que si se habla puedes jugar, pero primero que pregunta, no estaìs en una peliìcula XXX.

2. “¿COìMO TE VAS A TU CASA?”
Acabas de tener un orgasmo de lo maìs intenso y apenas estaìs recuperando la respiracioìn, cuando entonces te hace esa nada asertiva pregunta. Dile que volveraìs en un tractor amarillo. No, en serio, hazle saber que eso se piensa maìs tarde. Primero, que deje que te relajes, y luego, si quiere que te vayas tan raìpido, ¡jamaìs vuelvas!

3. “MIìRAME, MIìRAME”
Pero ¿por queì? ¿Por queì hay hombres que piden ser observados todo el rato? No motiva nada. De hecho, si no hay mucha confianza entre ambos es hasta… raro. Hazte la loca y gime con los ojos cerrados si insiste y tuì no quieres. Tuì a lo tuyo. Claro que siì.

4. HABLANDO SUCIO
Igual y te encanta, pero ¿y ese chico que abusa de decir palabras dirty al oiìdo? A veces, en lugar de levantar la libido, nos da un ataque de risa. Platiìquenlo antes, porque si no te late, no tienes por queì aguantarte la carcajada.

5. DEMASIADA LENGUA… AHIì
Esta cuestioìn genera debate, pero claro que hay un liìmite en el que solemos estar todas de acuerdo: un helicoìptero despega de la boca de tu chico y tu cliìtoris se pregunta si eso tiene que ver con haberle confesado que te encantariìa hacerlo en el Charlie Tango (el helicoìptero de Mr. Grey). Si te perturba su exceso de lengua, dile que prefeririìas intentar variar con las velocidades para disfrutar al maìximo.

6. “¿QUÉ TAL LO HICE?”
Nada maìs termina de hacerlo y te suelta la pregunta. Si ha sido nefasto, no te apetece comentarlo en ese momento. Mejor hacerlo en Starbucks con amigas mientras subes una foto de sus cafeìs a Instagram. Si te lo pregunta, es mejor aplazar el feedback para cuando no esteìs tan caliente. Si su historia continuìa, compartan lo que maìs les gusta para que el sexo entre ambos saque chispas en el futuro.

7. “¿LLEGAS YA?”
¿Queì? La peor pregunta si se ha propuesto que tienes que alcanzar el cliìmax y tuì simplemente te estabas dejando llevar porque estabas disfrutando de verdad. ¿Por queì quiere saber en queì punto andas? ¿Estaì cansado? ¿Intenta prenderte con ese tono que ha puesto? Con todas esas preguntas que te hace ya no habraì modo de llegar y te planteas fingirlo. ¡Detente! No lo hagas. Tiene que saber que para ti no todo es llegar al orgasmo, sino disfrutar el camino a eìl. Si lo alcanzas, genial, pero no hemos venido aquiì a forzar las cosas. (Fuente: Noticias al Día).