Denuncian a ex director de AFI por robo de información

Se trata de un funcionario designado por el kirchnerismo, al que también se lo acusa de violación de secreto. Intervienen el juez federal Canicoba Corral y el fiscal González.
Viernes 5 de febrero de 2016
La Dirección Administrativa de Asuntos Jurídicos de la AFI presentó una denuncia en los tribunales de Comodoro Py contra el ex Director Administrativo de Tecnologías de la Información JPG (su nombre se mantiene en reserva), quien fue designado en ese lugar por Parrilli.

El 25 de enero pasado, JPG les pidió a dos agentes que estaban a sus órdenes que migraran datos de dos servidores a un "hosting" personal. Uno de los servidores alojaba el sistema de correo electrónico de la AFI (@afi.gob.ar) y otro un sistema referido a la Escuela Nacional de Inteligencia. Una vez que los datos fueron migrados al "hosting" personal de JPG, se borraron los datos del primer servidor, entonces el sistema de correo electrónico de la AFI dejó de funcionar.

El ex director de AFI denunciado tiene 34 años y está inscripto en la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) en el rubro "Producción de espectáculos teatrales y musicales". Integra tres sociedades: una de venta de alimentos, otra de gestión comercial y una de informática. Antes de ingresar a la AFI fue empleado de la Dirección de Cultura y Educación de la Provincia de Buenos Aires y de un jardín de infantes.

Los dos agentes que hicieron la migración de información por pedido de JPG –que también ingresaron en la gestión Parrilli- colaboraron con la AFI y devolvieron al día siguiente los datos que tenían en sus computadoras personales desde donde habían hecho el trabajo ordenado. Y por supuesto brindaron su testimonio para un informe interno.

Un rato antes de que ordenara a dos agentes hacer la migración de los datos, JPG había sido despedido de la AFI y por ende había cesado en su condición de Director del organismo. No dijo nada sobre su despido a los dos agentes, quienes no sabían que ya no revistaba en la AFI.

Cuando en Recurso Humanos le dijeron que lo habían despedido, JPG pidió plata porque había sido el creador del encriptado de mails que usaba la AFI. Dijo también que él había intentado vender el programa y que los sueldos que le pagaron durante medio año no alcanzaban el dinero pretendido. Pidió una compensación extra cuando le hicieran la liquidación final de haberes porque tenía en su poder los códigos del programa y no estaban en la AFI.

La denuncia señala que cuando se produjo la migración de los datos se pudo haber puesto en riesgo –un hecho no menor en el mundo del espionaje- el sistema de seguridad y la información del organismo.

No suena raro que un agente se quede con información sensible: lo extraño es que pida dinero antes de irse para devolverla. La AFI solicitó en la denuncia que JPG sea imputado por los delitos de hurto, daño, violación de secretos y extorsión. Esto último porque quería que le pagaran para retornar las claves de acceso al sistema. El caso recayó por sorteo en el juzgado federal a cargo del juez Rodolfo Canicoba Corral con la intervención del fiscal Ramiro González.