Atlético Tucumán le ganó a Racing en su vuelta a primera

Se impuso 2-1 con goles de Zampedri y González. "La Academia" descontó con tanto de Gustavo Bou, a los 15 minutos del segundo tiempo.
Lunes 8 de febrero de 2016
Atlético Tucumán está de fiesta porque, en la noche de su vuelta a la Primera División de la AFA, le ganó al Racing Club 2-1 en el colmado Estadio Monumental José Fierro.

Por la fecha inicial de la Zona 2, los goles del vencedor los aportaron Fernando Zampedri y Leandro González, pero pareció que comenzó otro juego a patir del descuento que consiguió el siempre extremadamente peligroso Gustavo Bou, a los 15 minutos del segundo tiempo.

El equipo de Facundo Sava reservó a varios de sus titulares, como Diego Milito y Marcos Acuña, entre otros, porque el miércoles afrontará el desquite ante el Puebla en el Cilindro de Avellaneda, en procura de obtener la clasificación para la fase de grupos de la Copa Libertadores de América, pero igual es sabido y quedó ratificado que dispone de individualidades de peso, por lo que fue grande el mérito de los tucumanos.

El cotejo fue de menor a mayor, porque en el primer segmento a la Academia le costó demasiado abastecer correctamente a La Pantera Bou, quien por sí solo ya es una amenaza para cualquier defensa.

A su vez la retaguardia del elenco de Avellaneda fue inquietada por la capacidad que en el tren delantero de los norteños exhibieron Luis Rodríguez, Zampedri y Leandro González.

En el gol que sirvió para imponerse en el parcial, La Pulguita Rodríguez probó desde la derecha y la pelota cruzó por el frente del arco y desde la izquierda la devolvió a la vida González, quien le dio servida la oportunidad a Zampedri para que dejara en evidencia el oficio que le permitió ser el máximo artillero del campeonato de la Primera B Nacional 2015, cuando vestía la camiseta de Juventud Unida de Gualeguaychú.

En el principio de la segunda parte Atlético se puso 2-0 porque Mariano Bareiro pagó caro que lo hayan improvisado como marcador lateral derecho y se le escapó González, quien enganchó hacia adentro y tiró rasante de derecha para doblegar a un Saja que en esa escena distó de responder a tono con su gran jerarquía.

Era todo un terreno fértil para la celebración de los tucumanos, pero descontó Bou, de cabeza, y todo cambió, a tal extemo que los locales perdieron seguridad en el fondo y el triunfo lo sostuvo Cristian Luchetti, con varias intervenciones destacadas.

De todos modos, el Decano también pudo haber garantizado el triunfo con antelación valiéndose de alguna réplica, porque tiene poder de gol.
Al final la fiesta fue tucumana.