Detuvieron tras desafectar a los policías que mataron a anciana

Andres Cedrón y José Lazo Quispe iban a contramano, sin sirenas y más de 100 kilómetros por hora. Arrollaron a una mujer de 82 años y dejaron gravemente herida a una niña.
Lunes 8 de febrero de 2016
Un patrullero atropelló y mató hoy a una mujer de 82 años y causó heridas a una niña en la localidad bonaerense de Villa Ballester, partido de San Martín, donde testigos denunciaron que el móvil circulaba a contramano y a más de cien kilómetros por hora, mientras los policías fueron desafectados de la fuerza.

El jefe de la policía Zona Norte, superintedente Julio Coradazzi, dijo que los dos agentes que se trasladaban en el móvil fueron aprehendidos, puestos a disposición de la justicia y desafectados de la fuerza por orden del ministerio de Seguridad provincial.

Los primeros reportes advirtieron que el velocímetro tras el accidente quedó detenido en 140 kilómetros por hora, lo que fue adelantado por vecinos que denunciaron que el patrullero se desplazaba a contramano y a velocidad muy alta.

La niña, llamada Angela, de 10 años, presenta lesiones graves en el ojo y en la pierna izquierda, y debe ser intervenida quirúrgicamente en el hospital Manuel Belgrano de San Martín, mientras la causa fue caratula como "homicidio con dolo eventual".

Los familiares de la víctima mortal protestaron en el lugar al sostener que el peritaje del accidente lo hizo la Policía Bonaerense y consideraron que debía haberlo efectuado la Gendarmería Nacional o la Federal.

Asimismo, reclamaron la intervención del intendente del partido, Gabriel Katopodis, al resaltar que el patrullero que protagonizó el siniestro era un móvil del Comando de Prevención Comunitaria (CPC) de San Martín.

El accidente ocurrió esta mañana en el cruce de Pueyrredón y Chivilcoy, cuando el patrullero impactó a un camión y embistó a la mujer y a la niña.

E camionero que circulaba por Pueyrredón dijo que vio que el patrullero iba por la segunda arteria a "contramano, sin sirena (encendida) y a más de cien" kilómetros por hora.

Detalló luego que observó "volando" a la mujer, llamada Beatriz Sanfelia, quien falleció en el acto, y que "había una nena lastimada" producto de la marcha del móvil policial, una camioneta Ford Ranger que derribó un árbol y un poste de luz.

"Yo venía por Pueyrredón llegando al cruce de Mendoza (continuación de Chivilcoy) y miro para donde venía el tránsito. Cuando miro para adelante veo un flash que pasa alguien, clavo los frenos y veo cómo sale volando el patrullero, sale volando la señora, ahí grito", sostuvo el chofer.

"Pensé que nos mataba a nosotros, a más de 100 (kilómetros por hora) venía", agregó, y precisó que circulaba "en contramano el patrullero, sin la sirena (encendida), a más de cien (kilómetros por hora) y no venía persiguiendo a nadie".

Por último, aseguró que los policías que arribaron al lugar se llevaron "al que manejaba" el móvil "enseguida", en lugar de priorizar la atención de la niña, quien, dijeron los testigos, es hija de los dueños de una verdulería situada en la intersección donde ocurrió el siniestro.

El hijo de la víctima mortal, llamado Norberto, manifestó: "No puedo aceptar que haga una pericia la misma gente que mató a mi vieja, tendría que estar la Gendarmería".

"Que venga el intendente, que se haga cargo", protestó en diálogo con la prensa, y agregó que la fiscal del caso le dijo que el policía que iba al mando del patrullero permanecía en un hospital.

Además, sostuvo que "mandaron una camioneta de la municipalidad a cortar" el árbol derribado por el patrullero, pese a que "podía haber sido una prueba".

El hombre consideró luego que "hay que poner punto final a la Policía tan corrupta" y, por último, pidió al intendente que le dé "los nombres" de los agentes que protagonizaron el accidente, a quienes calificó como "asesinos".

Un nieto de la víctima mortal, llamado Sebastián, manifestó que iba caminando a pocos pasos de su abuela, a quien acompañó a "hacer los mandados", cuando ocurrió el siniestro.

"Me la sacaron enfrente mío", afirmó quebrado por el llanto el adolescente, y destacó que "era lo más importante que tenía" en su vida.