Macri le pidió a Vidal que el aumento a docentes no llegue a 30%

El presidente busca evitar el impacto en otras paritarias estatales y privadas. Habrá ayuda de la Nación a la Provincia en la negociación. "Que el número no empiece con 3", pidieron.
Martes 9 de febrero de 2016
“Que el número no empiece con 3, el aumento tiene que ser menor al 30%”, fue la instrucción que recibieron de la Casa Rosada los funcionarios bonaerenses que discuten la paritaria docente. El fuerte impacto que tiene esa negociación sobre la puja salarial de estatales y privados justifica la preocupación de Mauricio Macri. La Nación podría hacer dos aportes para lograr ese objetivo: un fondo específico y el anuncio en los próximos días del proyecto de ley de rebaja del impuesto a las Ganancias.

“La línea de Macri en un principio había sido que negociáramos en la franja de 20 a 25%, pero eso fue imposible -dicen en el entorno de la gobernadora María Eugenia Vidal-. Así que ahora nos estamos moviendo entre 25 y 30%, pero con la aclaración de que no puede llegar a 30, para no generar un piso de expectativas a otras negociaciones”. La semana pasada, el ministro de Trabajo Jorge Triaca habló de que las paritarias debían estar entre 20 y 25% y el rechazo gremial obligó al Jefe de Gabinete Marcos Peña a desmentir luego que hubiera techo para las paritarias.

Vidal propuso el miércoles pasado $ 234 de incremento en enero, $ 200 en marzo y $ 600 en agosto, más algunos plus salariales. Eso sumaba un aumento del 23,6%, pero los sindicatos lo rechazaron por “insuficiente”. La negociación pasó a cuarto intermedio hasta el viernes. La gobernadora no comprometerá la pauta salarial proyectada por la Nación, transmite el Director General de Escuelas, Alejandro Finocchiaro, y ministros encargados de las conversaciones con los representantes docentes del Suteba y de la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB). Según el Frente Gremial Docente (Suteba, FEB, Sadop, y otras organizaciones) los funcionarios “no mejoran” la oferta. Tampoco Udocba, alineada en la CGT de Moyano, admite acercamientos. Ellos reclaman entre el 35% y 40%. Roberto Baradel, secretario general del Suteba, trepa la exigencia hasta $ 10.000 de sueldo inicial y Miguel Díaz (Udocba), a $12.000.

“Esto recién empieza”, dicen en la gobernación. ¿Qué elementos manejan en esa negociación? Los funcionarios bonaerenses creen que “en los próximos días” el gobierno nacional presentará su proyecto para reducir el impacto del impuesto a las Ganancias en los salarios. “Eso nos ayudará”, dicen. Y esperan que haya un aporte del Fondo de Incentivo Docente de la Nación, que repercuta en el bolsillo de los maestros sin que se sume al acuerdo en forma directa. “Sería una gran ayuda, pero a la vez habría que ver cómo repercute eso en la negociación con el resto de los estatales, que no cobran ese plus”, señalan sin embargo.

Otra vía de solución sería partir la negociación paritaria en semestres. “No descartamos ningún método en busca de acuerdos que permitan a 4.500.000 alumnos comenzar sus clases, pero todavía no hay novedades”, fue la aclaración de uno de los negociadores del gobierno provincial. “Seguimos muy lejos”, advirtió Mirta Petrocini (FEB).

Cada punto que aumenten los salarios docentes son $ 1.750 millones anuales de desembolso para la provincia, dicen en La Plata. Así, un acuerdo de 25% son casi $ 44.000 millones que se sumarían al rojo del tesoro bonaerense. Y los docentes son sólo la mitad de los empleados de la provincia.
Los negociadores de Vidal están en permanente contacto con los funcionarios de Nación que empiezan a discutir su propia paritaria docente, y con las provincias más grandes, que enfrentan dificultades similares. “Tenemos que trabajar todos juntos”, dicen.

La fecha límite, creen, es a fines de la semana próxima, el 20 o 21 de este mes: el lunes 29 deberían comenzar las clases. “Hoy no podemos garantizar que empiecen ese día”, se sinceran en La Plata.