Marcha atrás a la obligatoriedad de resumen digital

Tras protestas del gremio de Camioneros, desde el Banco Central informaron que la digitalización de los extractos será implementada en forma gradual. Peligraban al menos 4.000 puestos de trabajo.
Martes 9 de febrero de 2016
El Banco Central flexibiliza una norma para no afectar a empleados de correos. La medida original fue comunicada el jueves 14 de enero, luego de la reunión semanal del directorio del Banco Central, la cual daba cuenta de que la autoridad monetaria dispuso que los bancos puedan enviar a sus clientes los resúmenes de cuenta o de tarjeta de crédito a través de medios electrónicos, tales como el correo electrónico o el acceso a través de homebanking, un servicio por el que no podrán cobrar cargos ni comisiones.

Según anunció entonces el Banco Central, la digitalización de los resúmenes y extractos bancarios se enmarca "en la extensión del uso de medios electrónicos en el sistema bancario, a través de la cual el BCRA aspira a promover la bancarización en todos los estratos de la sociedad, uno de sus objetivos centrales de gestión".

Sin embargo, poco más de dos semanas después, el gremio de Camioneros, impulsado por su secretario general, Pablo Moyano, convocó a una concentración en las puertas del BCRA donde advirtió que se trataba de la "primera movilización del año para defender 4.000 puestos de trabajo". En el sector, según se precisó, ya había reaccionado con el recorte de horas extras y las suspensiones de personal, aunque se sospecha que se trató de maniobras propias de las negociaciones paritarias, más que la reacción natural a una infundada medida que atenta contra el empleo público y privado.

De todas formas, las fuentes del Banco Central decidieron transmitir calma a los trabajadores y por eso las máximas autoridades acordaron que la aplicación de la obligatoriedad de emitir los resúmenes de cuenta bancaria y movimientos con el uso de tarjeta de compra y crédito vía electrónica, esto es por internet, sea gradual, y así comenzó a transmitirse a los bancos, emisores de tarjetas y a la Asociación Bancaria y Camioneros.

Recordó la fuente del BCRA que "el levantamiento del cepo cambiario, junto con otras restricciones que afectaban el comercio exterior, como el e-commerce, contribuyeron a reactivar el negocio de correos, tanto público como privado, porque ahora quedaron liberados, habida cuenta de que se trata de medidas que contribuyen a recrear oportunidades laborales, más que a limitarlas y menos aún reducirlas".

Cabe destacar que en el mundo moderno la tarea de correos no se ha extinguido, sino que se ha ido concentrando en la entrega de encomiendas de mayor valor que el envío de resúmenes de cuenta bancaria, o facturas de un servicio público o privado.