San Lorenzo goleó a Boca y ganó la Supercopa Argentina

4-0. Golazos de Belluschi (PT), dos de Barrientos (ST) y uno de Blandi en el final. El Ciclón se impuso ante el Xeneize y consiguió una nueva copa en el estadio Mario Kempes. Paternidad de los de Boedo.
Miércoles 10 de febrero de 2016

San Lorenzo de Almagro goleó esta noche a Boca Juniors por un impactante 4-0, obtuvo la Supercopa Argentina, se clasificó para la Copa Sudamericana 2016 y dejó muy complicada la continuidad del entrenador xeneize Rodolfo Arruabarrena.


Pablo Barrientos en dos ocasiones, Fernando Belluschi y Nicolás Blandi le dieron forma a la gran victoria de los azulgranas y a la dolorosa caída de Boca.

Con este gran triunfo, los 'Cuervos' clasificaron a la Copa Sudamericana de este año.



Fernando Belluschi, en la primera parte; Pablo Barrientos, en dos oportunidades, y Nicolás Blandi en la segunda etapa, le dieron la victoria al conjunto azulgrana que ratificó una vez más la pateridad que tiene sobre el elenco xeneize.


Boca volvió a mostrarse confundido a la hora de buscar el arco del adversario y por quinta vez no marcó goles en lo que va de un año en el que jugó siete partidos y sólo ganó uno.

El golazo de Belluschi a un minuto del final de la etapa inicial fue la única diferencia que separó a dos equipos que a lo largo de ese segmento mostraron más carencias que virtudes.


Arrancó mejor el Ciclón, desbordando a un oponente que no encontraba estabilidad en defensa, con dos laterales que no aportaban velocidad ni sorpresa en ataque y en defensa no colaboraban demasiado, sobre todo Jonathan Silva.


Sin embargo, la falta de profundidad del equipo azulgrana le impidió sacar un temprana ventaja. Apenas creó una chance clara que tuvo como protagonista a Marcos Angeleri, quien a los 11 recibió libre un centro de Belluschi, pero le pegó muy mal de zurda.


Boca equilibró el trámite a partir de los 15, cuando los tres del fondo se acomodaron un poco. Pero de mitad de cancha hacia adelante hizo muy poco.


La receta principal para acercarse al arco defendido por Sebastián Torrico fueron pases largos de Daniel Díaz a Carlos Tevez, quien una vez más se mostró muy lento cuando recibió la pelota. El Apache tuvo la más clara de Boca sobre los 29 cuando recibió un pelotazo del Cata y quedó mano a mano con el guardavalla azulgrana. Pero una vez más definió muy mal, como en todo el verano. En las otras dos oportunidades que dispuso, Tevez perdió en el uno a uno una vez y llegó tarde para recibir un pase en la otra cuando ya le había ganado la posición a su marcador.


San Lorenzo volvió a aparecer en acción en los 10 minutos finales. A los 36 avisó el uruguayo Martín Cauteruccio, quien perdió en el mano a mano con Agustín Orion.
Y a los 44 el equipo de Pablo Guede se puso en ventaja cuando Belluschi recibió un centro atrás de Julio Buffarini, paró la pelota y de media vuelta la clavó cerca del ángulo derecho del arco de Orion, que nada pudo hacer.


Boca ganó en intensidad con los ingresos de Fernando Gago y Daniel Osvaldo en el comienzo del segundo tiempo. Y estvo cerca del empate cuando Osvaldo asistió a Marcelo Meli, pero éste paro mal el balón dentro del área y Torrico le achicó bien.


Pero así como mejoró en ataque, Boca dejó muchos huecos en el fondo y San Lorenzo no lo perdonó. Cerca de la media hora Belluschi, la figura del encuentro, asistió magistralmente a Barrientos que definió sin problemas ante Orion.


Un tiro libre perfecto de Barrientos y una contra letal culminada por Blandi tras una nueva asistencia de Belluschi, le dieron carácter de goleada a un partido que puede ser letal para la continuidad de Rodolfo Arruabarrena.


Terminó siendo un brillante triunfo de San Lorenzo que de a poco se va armando con los buenos refuerzos que contrató y sueña en grande. Boca Juniors, en tanto, sigue sufriendo una pesadilla que parece no tener fin.